Confabulario

30/11/17 - 12:00 AM
.

  •                                             

Golpe al hígado

La Apede le envió un mensaje claro y contundente al Tortugón. Es inadmisible que siga comprometiendo importantes recursos del Estado para hacer clientelismo político. Su incapacidad solo le da para regalar cosas.

Golpe al hígado II

El desproporcionado clientelismo del Tortugón les está haciendo daño a las presentes y futuras generaciones que todo lo esperan gratis sin hacer ningún esfuerzo. Si no, pregúntenles a los de Cabo Verde que no quieren pagar su luz.

Despistado

Y hablando de Cabo Verde, el Búho Pinzón ya no sabe si es corregidor, defensor del pueblo o jefe de la Policía. Ahora figura como mediador en cuanta crisis estalle en el país. Con razón el hampa se ha tomado el país.

Charlatanería

Luego de anunciar que haría cambios en su política de seguridad ante la ola de asesinatos y robos, el Tortugón se salió con un genial comunicado en el que le pide a la población que coopere con la Policía y se aleje de los narcos.

Charlatanería II

Para el Tortugón y su flamante grupo de inseguridad en el país el único delito que se comete es el narcotráfico. ¿Será que los que asaltaron a punta de pistola un banco ayer en pleno mediodía eran del cartel de los sapos?

Salpicados

En el piardí y el ñameñismo están moviendo fichas dentro de Tortulandia para evitar que salgan sus nombres en el escándalo de la Manzana Azul. Muchos se indigestaron comiéndola en cuanta receta podían inventar.

Salpicados II

En las redes cruzan apuestas para ver en cuántas partes Isolda y el Tortugón rebanarán esa manzana. Seguro la más podrida la guardarán con cinco candados como han hecho con las donaciones de Jodebrecht a los ñames.

Matraqueo

Ya empezaron los ofrecimientos en la madriguera de la 5 de Mayo para que los padrastros de la patria aprueben las designaciones del Tortugón a la Tremenda Corte. Estaremos muy pendientes para ver quiénes votan a favor y en contra.

Feliz de la vida

Al Lasso entre Jodebrecht y los ñames lo vieron paseando ayer muy feliz y campante por un "mall" para cocotudos. ¿Qué preocupación va a tener si lavó, tendió y planchó para los duros de Catedral y la 5 de Mayo? Así quién no.

Sinvergüenza

Santana, que se cree el dueño de la ATTT, dijo extraoficialmente que su hija dejó el puesto en esa entidad, donde ganaba 4 mil kanguros mensuales. Amanecerá y veremos, pero lo cierto es que no tiene escrúpulos.