Chorro de Burunga en total abandono

14/4/04 - 11:00 PM

  • Buenos Aires                                            
El chorro es una de las reservas naturales más atractiva del recién creado corregimiento de Burunga, en el distrito de Arraiján, que en estos momentos está en total abandono y a punto de desaparecer, debido a los altos niveles de contaminación.
Según el dirigente comunitario, Franklin Bernal, en el chorro se siente un olor desagradable por los desperdicios que son arrojados al río desde las partes altas.
Agregó que aunado a esta irresponsabilidad desembocan aguas contaminantes de varias porquerizas de fincas ubicadas a orillas de sus afluentes.
"Para los lugareños el chorro es considerado un patrimonio natural que las autoridades gubernamentales deberían conservar y desarrollar un proyecto turístico en beneficio del corregimiento", resaltó.
Según Bernal, el área es atractiva para desarrollar un proyecto turístico. A su juicio, esto generaría fuentes de empleo para muchos lugareños que carecen de lo indispensable para la manutención de su familia.
Indicó que el recién creado corregimiento está carente de recursos económicos, por lo que necesita de iniciativas para general empleos que permitan a sus moradores llevar el sustento diario a sus hogares.
En su opinión, la explotación del chorro como un área turística, generaría dividendos que revertirían en el futuro en obras de interés social para esta nueva comunidad.
"Cómo es posible que la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), en estos momentos se mantiene pasiva con estas acciones de inescrupulosos que lanzan desechos de basura, adicional a los agentes tóxicos que desembocan de las porquerizas", comentó molesto Bernal.
Anunció que la comunidad elevará en los próximos días una denuncia pública ante la ANAM en Panamá Oeste. "Es necesario que la entidad inicie las respectivas investigaciones para sancionar a los infractores que se dedican a contaminar el hermoso chorro que por generaciones ha sido un lugar de sano esparcimiento para la comunidad", agregó.
El vocero sostuvo además que llegada las lluviosas la cantidad de desechos acumulados convierten el sitio en una represa y que luego se desborda hacia varias viviendas de la comunidad.
Intentamos insistentemente conversar con el administrador regional del ANAM en Panamá Oeste, Carmelo Martino, pero se nos informó que no se encontraba en su despacho.