Condena de 46 meses para Aldo López Tirone

08/5/00 - 11:00 PM

  • Tomado de Internet                                            
El Juzgado Sexto Penal aplicó una pena de 46 meses de prisión al ex subdirector del Servicio Nacional de Protección Civil (SINAPROC), Aldo López Tirone, por el delito de falsificación de tarjetas de crédito y falsedad de documentos en general.
De acuerdo con la sentencia del juzgado, también se condenó a una pena de 36 meses de arresto a Judith Cecilia Morgan y a Maritza Aracelis Moya Caicedo se le impuso una sanción de 30 meses de reclusión en el Centro de Rehabilitación Femenino.
No obstante, el tribunal dispuso remplazar la pena de 36 meses de prisión impuesta a Judith Cecilia Morgan por una multa de B/.63,000 y dispuso la aplicación de la sanción para Maritza Aracelis Moya Caicedo.
En su decisión se estableció que si Aracelis Caicedo no cumple las condiciones impuestas por el tribunal o si perpetrase un nuevo hecho delictivo, la suspensión de la pena será revocada y será conducida a un centro de reclusión.
A la vez se dispuso descontar a Aldo López Tirone el tiempo de reclusión mantenido y enventualmente podría beneficiarse con una medida cautelar si observa buena conducta durante su tiempo de detención.
López Tirone fue detenido en el año de 1998 por su presunta relación en el delito de falsificación de tarjetas de crédito y falsedad de documento público en perjuicio del Banco Comercial de Panamá (BANCOMER) y la Dirección Nacional de Migración.
Durante la audiencia celebrada el 26 de noviembre de 1998 el fiscal undécimo Ramsés Barrera solicitó la aplicación de la máxima sanción contra el exfuncionario del SINAPROC por las pruebas encontradas en el expediente.
En la audiencia se presentó un video en donde se observaba al sindicado en un cajero automático al hacer uso de las tarjetas de crédito falsas.
Las pesquisas realizadas dentro del sumario inculparon a los sindicados. El proceso contra los sindicados se dilató por la presentación de una serie de recursos que obligaron al tribunal a mantener en suspenso, por más de un año, la sentencia.