Kimberly-Clark abre nuevas y modernas instalaciones

13/12/07 - 09:55 PM

La llegada de esta empresa a Panamá se dio gracias a las ventajas que ofrece la Ley de Sociedades Anónimas, que permitió que los accionistas fueran 100% extranjeros.

  • REDACCION                                            

Ya son 44 años desde que Kimberly-Clark International S.A. abrió su filial en Panamá, y desde entonces, es una empresa que ha crecido de la mano con las exigencias del mercado internacional y la globalización.

Este crecimiento los impulsa a fortalecer no sólo sus marcas, que han calado en los panameños, como productos bajo el sello Kotex, Scott, Huggies y Kleenex, sino que los motiva a crecer e inaugurar sus nuevas instalaciones equipadas con la más alta tecnología en construcción.

Cumpliendo cabalmente con su visión: "Ser líderes mundiales en todo lo que hacemos", las nuevas instalaciones de Kimberly-Clark, ubicadas en la vía Transístmica, a sólo 500 metros de la Estrella Azul, requirieron de una inversión superior a los US$5 millones.

Fausto Fernández, gerente general de Kimberly-Clark Panamá, explicó que una de las innovaciones de estas nuevas instalaciones son los pisos industriales que cumplen con las medidas de planicie estrictamente verificadas.

Para la construcción de los pisos se empleó maquinaria y equipo especializado, como extendedora de pavimento con mira y nivelación láser; equipo automático para aplicación que tiene el propósito de endurecer la superficie y la combinación de fibras metálicas con fibras de polipropileno.

Kimberly-Clark Panamá es una empresa sólida, con un equipo de colaboradores altamente calificados integrados por 175 personas.

Tiene una trayectoria de 135 años creando productos que buscan mejorar la salud, higiene y bienestar de las personas en todas partes del mundo.

En Panamá, estos 44 años de operaciones le han permitido a Kimberly-Clark ofrecer el mejor servicio para satisfacer las necesidades de sus clientes, quienes eligen sus marcas por ser garantía de calidad y prestigio.

Kimberly Clark Corporation (KCC) inició sus operaciones fabricando papel higiénico y papeles de escritura; sin embargo, con el pasar del tiempo, sus productos se diversificaron y evolucionaron.

Durante la Primera Guerra Mundial se desarrolló un vendaje quirúrgico para poner en las heridas de los soldados. Ese vendaje también fue utilizado por las enfermeras como paños femeninos en los campos de batalla.

Así, en 1920 nace y se inicia la comercialización de las primeras toallas femeninas desechables del mundo, bajo el nombre de Kotex.

Posteriormente, los investigadores descubrieron que el material de papel suave que servía de apósito, se podía utilizar como elemento de limpieza facial y desmaquillador. Surge entonces la marca Kleenex, un producto que se convierte en sinónimo de suavidad, calidad, limpieza, cuidado y confort.

Unido a Scott Paper Company, líder indiscutible en la producción de papel higiénico en todo el mundo, KCC se convierte en el fabricante de Scott, el papel más suave y reconocido mundialmente, y que goza de aceptación en Panamá.

Hoy, Kimberly-Clark cuenta con fábricas en más de 35 países y clientes en más de 150.