Casa de América

La navidad del siglo XIX revive tradiciones y costumbres

28/11/12 - 04:24 PM

Las tradiciones y costumbres con las que los españoles celebraban la Navidad en el Siglo XIX serán revividas en la Casa de América en el Palacio de Linares, su sede en Madrid.

  • EFE                                            
El sonido de un carro tirado por caballos envolverá a los visitantes, que al llegar a la escalera principal del Palacio de Linares, donde serán sumergidos en la atmósfera del siglo XIX.

El recorrido, ambientado con sonidos y música de la época, a través de salones del edificio decorado con maderas nobles, lámparas francesas y sedas de China.

"Explicaremos la navidad del siglo XIX para comprender la actual" señaló Alba Carballeira, guía del Palacio de Linares, edificio donde la institución desarrolla su actividad desde 1990.

Charles Dickens y su novela "Un cuento de Navidad" se convertirán en protagonistas al llegar a la primera planta. "Es por Dickens que tenemos la idea de la navidad nevada. Su infancia estuvo marcada, por las duras nevadas que sufrió Inglaterra en la época" explica la guía.

Durante el recorrido, el visitante podrá ver una vajilla original del siglo XIX que escenifica la comida navideña de los Marqueses de Linares, quienes hacían servir los alimentos en tres turnos consecutivos, "para que sus invitados pudieran comer en el momento en que lo desearan", cuenta Alba.

"Aunque resulte un poco banal, la ensaladilla rusa era uno de los platos estrella de la fiesta, que por 1890 ya estaba en el menú imperial", señala en alusión a este popular plato a base de patata, zanahoria y huevo cocido.

Tampoco faltaban las uvas para despedir el año, tradición que se instauró en España "por exceso de producción", según recuerda.

Tras la misa del gallo, las tertulias literarias se convertían en un evento imprescindible, en las que se hablaba de novelas y de obras de teatro.

El himno navideño "Adeste Fideles" despedirá a los visitantes, que durante una hora podrán conocer aspectos históricos de las fiestas y disfrutar con la decoración y la arquitectura del Palacio de Linares.