Administrador del Canal de Panamá, galardonado por el gobierno de Japón

07/12/17 - 09:30 AM
Jorge Quijano recibió la Orden del Sol Naciente.

  • Redacción/ EFE                                            
El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, recibió la Orden del Sol Naciente otorgada por el gobierno de Japón
 
El objetivo del galardón fue por su contribución al desarrollo del comercio y a las buenas relaciones entre ambos países, informó hoy la vía acuática.
 
Quijano, quien dirige la ruta interoceánica desde 2012, fue condecorado "por su servicio en fortalecer las relaciones a través del comercio y el transporte marítimo mundial y promocionar el entendimiento mutuo entre Japón y Panamá", explicó la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) en un comunicado.
 
"Hemos venido trabajando muy de cerca con entidades del Gobierno japonés, así como con navieros, importadores y exportadores de este país amigo", dijo el administrador tras recibir la orden de parte de esta embajada asiática.
 
La Orden del Sol Naciente es una condecoración que Japón otorga desde 1875 a aquellas personas que han alcanzado logros destacados en las relaciones internacionales, la promoción de la cultura japonesa, el desarrollo del bienestar social o la preservación del medio ambiente.
 
Por el canal, construido por EE.UU. a principios del siglo pasado y transferido a Panamá el 31 de diciembre de 1999, pasa cerca del 6 % del comercio mundial y se conectan más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.
 
Durante el pasado año fiscal, que comenzó el 1 de octubre de 2016 y terminó el pasado 30 de septiembre, los principales países usuarios del canal fueron, por orden: Estados Unidos, China, Chile, Japón, México y Colombia, según la ACP.
 
VEA TAMBIÉN: Canal de Panamá cumple 103 años rodeado de nuevos retos
 
La ampliación del canal, cuyo costo ya supera los 5.600 millones de dólares, fue inaugurada en junio de 2016 y consiste en un nuevo carril para dar paso a los neopanamax, buques con capacidad para transportar hasta 14.000 contenedores, el triple de la carga que pasaba en la vía centenaria.
 
El transporte de contenedores sigue siendo el principal negocio de la ruta acuática, pero las nuevas esclusas han permitido que el canal se abra a otros productos, como el gas natural licuado (GNL) o los grandes cruceros.