Clase trabajadora carga el sistema tributario del país

08/2/18 - 12:00 AM / Economía

Cifras preliminares indican que los ingresos tributarios de las personas naturales aumentaron un 22% y de las jurídicas cayeron un 8.1%.

Yessika Valdés | yvaldes@epasa.com | @kasseyv

Luego de que el ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio de la Guardia, afirmara que el crecimiento en los ingresos tributarios por parte de las personas naturales se debe a la generación de empleo y un mejor salario, economistas y dirigentes sindicales señalan que esto refleja un grave problema porque la carga tributaria recae sobre los asalariados.

Cifras preliminares del cierre fiscal 2017 del MEF revelan que los ingresos tributarios aumentaron 88 millones de dólares, principalmente por la recaudación del impuesto sobre la renta de personas naturales, al totalizar $1,062 millones 488 mil (22%), con relación al 2016, cuando se registraron $870 millones 250 mil.

De la Guardia aseguró que los panameños están ganando mejor y obviamente están contribuyendo con más impuestos al tesoro nacional.

Los ingresos tributarios con respecto a las personas jurídicas disminuyeron 8.1% al totalizar $951 millones 623 mil, en relación con el mismo periodo de 2016, cuando se registraron $1,035 millones 851 mil.

El titular del MEF señaló que las personas jurídicas han estado utilizando créditos fiscales de años anteriores.

"Nosotros pensamos que el desempeño de las empresas fue bueno en el 2017, pero la recaudación está afectada por un aumento en los créditos fiscales", agregó.

Eduardo Gil, dirigente de Convergencia Sindical, dijo que las estadísticas reflejan que son los trabajadores los que llevan el peso fiscal del Estado, ya que no hay un sistema tributario progresivo, sino regresivo.

"Las conquistas salariales que nos debieran permitir vivir mejor en la medida que superemos los precios se ven afectadas por el hecho de que el sistema fiscal regresivo que tenemos nos pone una carga impositiva e inmediatamente nos hace perder la ganancia que pudiéramos tener sobre los precios, lo que nos está arrinconando", expresó.

El 2017 se convirtió en el cuarto año consecutivo con aumentos marginales en el desempleo y con deterioro relativo en la relación de la deuda del sector público no financiero con respecto al producto interno bruto nominal (aproximadamente 40%).

Cifras de la Contraloría General de la República detallan que hasta agosto de 2017, la tasa de desempleo en el país aumentó un 6%, es decir que 113 mil 299 personas están desocupadas.

La economista Maribel Gordón difiere con De la Guardia y afirmó que se está demostrando que el poder adquisitivo de los asalariados seguirá comprimido por altos impuestos, altos precios y bajos salarios.

Indicó que el costo de la vida se ha incrementado y eso significa que los panameños no tienen un mayor poder adquisitivo, el cual se ha visto reducido en un 30%.

"Solo en el 2017, la pérdida del poder adquisitivo superó el 4%", añadió la economista.

A juicio de la experta en temas económicos, se está llamando a que la población asalariada de alguna manera financie a los sectores en pobreza y eso, en una economía, lo que revela es que no hay desarrollo social.

Resaltó que la política económica está totalmente divorciada del bienestar humano y uno de cada cuatro panameños vive en pobreza.

En días pasados, De la Guardia aseguró que el crecimiento económico del país ha llevado más ingresos a los hogares panameños y ha reducido la pobreza en el país hasta un 22%.

En el 2016, el producto interno bruto (PIB) de Panamá creció 4.9%, mientras que en el 2017 la cifra fue de 5.4% y se prevé que se expanda a 5.6% en el 2018, de acuerdo con organismos internacionales.

Las actividades que reflejaran este crecimiento son construcción, Canal de Panamá y puertos, entre otros.