Productores están poco optimistas ante discurso de Varela

02/1/18 - 05:30 AM
"Seguiremos a la merced de los importadores aprovechándose de lo fácil que es traer alimentos en Panamá”, destacó Jiménez.

Los productores están poco optimistas ante el discurso a la nación que brindará en la Asamblea Nacional de Diputados, el presidente Juan Carlos Varela, ya que sostienen que los intereses de los importadores impera más que los del sector agropecuario que está rumbo al despeñadero.
 
Nodier Díaz, Secretario de la Federación de Arroceros y Granos de Panamá (Fedagpa) indicó que sería una oportunidad para que el Presidente admita que se ha equivocado con la política agropecuaria.
 
“Creo que  los intereses económicos de los importadores y los políticos son más importantes  que nosotros los agricultores y las familias que dependen de esta actividad”, indicó.
 
Por su parte, Augusto Jiménez, productor de Tierras Altas, destacó que los productores no quieren, ni piden  dádivas, subsidios o  limosnas.
 
“Exigimos y  suplicamos seguridad jurídica  que este gobierno al igual que otros, se la han negado al sector agropecuario”, dijo.
 
Indicó que quieren  igualdad de condiciones con el mundo en materia legal.
 
VEA TAMBIÉN: El 2017 fue un año malísimo para el sector agropecuario
 
Destacó Jiménez que han perdido las esperanzas en este gobiermo y solo toca esperar que termine su periodo  y que venga otra administración.
 
“Mientras eso ocurra, seguiremos a la merced de los importadores aprovechándose de lo fácil que es importar alimentos en Panamá”, destacó.
 
La falta de sincronización entre el Ejecutivo y el Legislativo en cuanto a la aprobación de leyes a favor del sector agropecuario fue uno de los puntos sobresalientes durante el año pasado que afectaron el desempeño de la actividad.
 
Según miembros del sector agropecuario, en los últimos años, se han perdido más de 100 mil hectáreas de producción.
 
Los  productores han abogado por la aprobación del proyecto de ley 443  que reforma la creación de la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) que fue vetada parcialmente. Así  como también la Ley de Cadenas Agroalimentarias que no ha sido reglamentada.
 
El sector agropecuario ha disminuido su participación en el Producto Interno Bruto (PIB) en forma sostenida. En el 2012  su participación  era de 2.6% mientras que al final  del  2016 su participación llegó a penas al 2.1%.
 
La producción de arroz se ha disminuido de 6 millones 450 mil quintales en 2012-2013 a 6 millones 240 mil quintales en el 2015-2016. La producción de maíz también bajó durante este periodo.
 
Los productores aseguran que el 2017 fue uno de los peores años para el sector agropecuario y solo les quedaría esperar una nueva administración y ver que política en materia agropecuaria traería.
 
Empresarios también han manifestado la importancia de voltear la mirada al sector agropecuario y lograr que sea más competitivo para que pueda aprovechar los Tratados de Libre Comercio.