Totalmente aéreo de los problemas del panameño estuvo Varela en discurso

03/1/18 - 12:00 AM
Economistas sostienen que la poca capacidad de la población en cuanto a optar por créditos afecta la comercialización en el mercado local.

El presidente Varela no mencionó las políticas públicas que se requieren para incentivar la inversión en el sector agro que está totalmente abandonado. /Foto Archivo

  • Redacción Economía | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

Totalmente aéreo de la verdadera problemática que aqueja a los panameños, se observó al presidente Juan Carlos Varela durante su discurso a la nación en la Asamblea Nacional de Diputados, según representantes de la clase obrera.

El mandatario obvió temas como los problemas en salud, educación, carreteras, así como la situación que atraviesa el agro y el sector industrial, aseguró Rafael Chavarría, de la Confederación de Trabajadores de la República de Panamá (CTRP).

Varela aseguró que la economía creció en 2017 un 5.6% y que este año podría ser igual en 2018, además indicó que la inflación apenas alcanza un 0.9%.

Sin embargo, lo que más generó incomodidad entre los economistas y sindicalistas fue que dijera que este crecimiento económico va de acuerdo al poder adquisitivo de los panameños y no con base en la especulación.

El economista Olmedo Estrada señaló que una cosa es el crecimiento de la economía y otra la situación económica que viven los panameños.

"No se puede decir que cuando hay crecimiento económico los panameños disfrutamos en su mayoría del mismo", explicó el economista.

Indicó que hay una situación que no se está analizando y es que el crecimiento económico se está registrando por actividad económica, las cuales le dan empleo a un grupo de la población, contrario a otras familias que no reciben beneficios, como es el agro y la industria que están pasando por severos problemas y se ven estancados.

No hay políticas públicas para que estos sectores puedan beneficiarse del crecimiento de la economía", resaltó.

Estrada indicó que el discurso del mandatario estuvo centrado en defenderse de ataques a nivel de todos los sectores, pero el problema no es defenderse de los ataques, sino mandar un mensaje positivo certero y que se ataque los problemas que acorralan al panameño, como corrupción, inseguridad, transparencia y malos manejos.

Por su parte, el economista Juan Jované coincide con Estrada, en que son ciertos sectores los que empujan al crecimiento de la economía como el Canal y los puertos, sin embargo, destacó que a nivel de mercado interno se nota un problema que se refleja en la baja de venta de autos, lo que está diciendo que algo no está bien.

También asegura que contrario a lo expresado por el mandatario, la capacidad adquisitiva del panameño ha decaído por más que quieran cubrir la inflación.

"La posibilidad de obtener crédito también ha sido afectada, ya que los panameños están sobreendeudados", dijo.

Cifras de la Contraloría General indican que la venta de autos hasta el mes de noviembre bajó 13.8%, es decir, que se dejaron de vender más de 8,000 autos, en comparación con igual periodo del año anterior.

De acuerdo con la última encuesta de Ipsos, sobre el índice de confianza del consumidor, los panameños sienten que no es el mejor momento para hacer compras.

La Superintendencia de Bancos también registra que los préstamos nuevos hasta junio disminuyeron 2.4%.

Para Chavarría, la preocupación del mandatario debe ser que no le suban el precio de los alimentos a la población, luego del ajuste del salario mínimo, tema que no se escuchó en el discurso.

"Existen muchos problemas en el país y si el presidente los hubiera tocado en el discurso, lo que realmente le preocupa al panameño, pudo haber sido positivo, pero estuvo aéreo", dijo Chavarría.

Economistas también cuestionaron que aún no han salido las cifras oficiales y ya el presidente anunció que la economía creció al 5.6%, cuando las estimaciones son menores.

Datos 

5.2% es la estimación de crecimiento por parte de los empresarios para el 2017.

6.5% fue el ajuste salarial  para los trabajadores de la gran empresa, a partir de este mes.