'No pretendo ser perfecta'

19/6/17 - 12:00 AM
Su autenticidad y buena energía le han permitido ganar muchos seguidores en las redes sociales. Sirve de ejemplo para otras féminas, pues es fuerte y emprendedora.

Patty Castillo /Foto Josue Arosemena

  • Lissette Zorrilla | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

Patty Castillo siempre destaca por su altura, que es tan imponente como su personalidad. Amante de los viajes, su familia y mascota, trata de mostrarse tal y como es, sin pretender ser perfecta.

Vivir expuesta a los comentarios de la gente, por el medio en que se maneja, suele ser a veces díficil, por lo que trata de ignorarlos al máximo.

Además de esto, Patty de 33 años, ha pasado por situaciones difíciles que, según sus palabras, la han ayudado a ser más fuerte. Ella estuvo casada durante cinco meses, vivió muchas dificultades. Luego de su divorcio, tuvo que asistir al psicólogo para poder superar esta etapa traumática, "hay experiencias en la vida que tienen una razón específica y esta era para hacerme más fuerte y menos inocente".

Su testimonio ha sido compartido en múltiples ocasiones en las redes sociales, sirviendo de inspiración a muchas mujeres que pasan por situaciones similares. "Tengo algo pendiente en mi vida, que es que de esa experiencia tan terrible que yo viví, sacar algo para otra gente".

Su gran empatía hacia los demás es una de las características que personas cercanas a ella resaltan, "cuando yo me quejo (por falta de tiempo) pienso: la gente que no tiene carro, tiene hijos, tiene esposo y tiene que ir a un trabajo en el metro, su vida es más difícil que la mía y lo logran, entonces, no me debo quejar".

Viajes

Sus padres le inculcaron el amor al viaje y la aventura desde pequeña. Uno de los momentos que ha marcado su vida fue un viaje que emprendió a inicios de este año a la India, el Himalaya, Jordania, Egipto y Turquía. "Me impresionó muchísimo que la gente era muy humilde, pero todo el mundo estaba feliz. Todos te regalaban una sonrisa sincera, todos te abrazaban, te sentías siempre amado", recordó.

De cada lugar que visitó aprendió una lección, por ejemplo, en su recorrido por el Everest retó a su mente y su cuerpo, "es darte cuenta que todos los límites que tenemos están en tu cabeza".

En Jordania, Turquía y Egipto pudo conocer una cultura totalmente diferente a la panameña, lo que la convirtió en parte de la minoría de esos lugares, pero a pesar de esto, nunca se sintió atacada.

Emprendedora

Castillo lleva las riendas de un negocio de alquiler de vestidos, además de su trabajo en televisión.

Dividir su tiempo no es trabajo sencillo, pero siempre trata de buscar la mejor cara de las cosas.

Por supuesto, su imagen personal es una parte importante de su día, por lo que visita frecuentemente el salón de belleza, además de que cuenta con una persona que se encarga de asesorar su imagen.

A pesar de esto, no tiene problemas en salir a la calle sin estar tan arreglada, "yo salgo de mi casa en chancletas, con una torta y sin maquillaje".