Comer mucha comida chatarra ganas más peso

06/1/17 - 09:30 AM
Para adelgazar, es necesario hacer cambios en tu rutina diaria y sobre todo en tu alimentación.
  • REDACCIÓN / @PANAMAAMERICA                                            
 
Para las personas que padecen sobrepeso, la pérdida de tan sólo cinco al 10% de peso puede mejorar completamente su salud. Pero bajar saludablemente requiere tiempo y esfuerzo, y hacer cambios en el estilo de vida como renunciar a la comida chatarra.
 
Las personas que ingieren comida rápida más de dos veces por semana ganan más peso y tienen el doble de riesgo de aumentar su resistencia a la insulina, un factor que causa diabetes tipo 2.
Además de la comida chatarra o rápida, existen otras cosas a las que debes renunciar para bajar de peso. A continuación te mostramos algunas ideas:
 
Refresco
El refresco es uno de los alimentos procesados más dañinos que existen, ya su principal ingrediente es el azúcar. Opción saludable: En lugar de tomar refresco, empieza a hacer el hábito de tomar agua simple. Si necesitas que tenga sabor, prueba las infusiones de agua.
 
Pan blanco
El pan blanco está hecho de harina refinada y es un alimento procesado. Casi no te aporta nutrientes pero sí muchas calorías. Opción saludable: En lugar de consumir pan blanco, prueba el pan integral. Sin embargo, no te excedas en su consumo o de lo contrario seguirás sin adelgazar.
 
Cereal
El cereal en caja se consume con frecuencia en el desayuno, pero también es un alimento procesado y yo lo considero como comida chatarra. Opción saludable: Puedes reemplazar el cereal de caja con un desayuno que adelgaza. La avena e una excelente opción, pero no utilices avena instantánea (otro alimento procesado), sino avena natural.
 
Comida rápida
La comida rápida es muy sabrosa porque contiene enormes cantidades de grasa, sal y azúcar. Por eso te gusta tanto. Sin embargo, también por eso es muy dañina para tu salud y hace que subas de peso de forma espantosa. Opción saludable: Tú misma puedes preparar tus propias pizzas, hamburguesas y pastelillos. En realidad, no es tan difícil y de esta forma puedes controlar la cantidad de grasa, sal y azúcar que utilizas.

NOTICIAS RELACIONADAS