Perú es amenazado por nuevas lluvias

20/3/17 - 12:00 AM
"La naturaleza ha sido dura. Tardaremos varias semanas en reponer los puentes", dijo el vicepresidente de Perú y ministro de Transportes y Comunicaciones, Martín Vizcarra.

Un grupo de personas tratan de ponerse a salvo. /Foto EFE

  • Lima | EFE | @PanamaAmerica                                            

Un nuevo frente de lluvias pronosticado sobre los Andes de Perú amenaza con agravar las inundaciones sufridas en las últimas semanas, que ya dejan 75 muertos, 263 heridos, 20 desaparecidos, unos 100,000 damnificados y 630,000 afectados.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció en su pronóstico más reciente que las precipitaciones se intensificarán durante la próxima semana, especialmente en las regiones de la costa norte de Perú, que fueron las más golpeadas por las precipitaciones de los últimos días.

El pronóstico prevé lluvias de fuerte intensidad y tormentas eléctricas desde hoy y hasta el jueves 23 en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, que en conjunto suman unos 64,000 damnificados y unos 360,000 afectados.

En Piura y Lambayeque las precipitaciones pueden alcanzar los 150 litros por metro cuadrado al día en la cordillera andina y hasta 50 litros diarios por metro cuadrado en la costa, valores atípicos para la zona.

La previsión también anuncia lluvias que pueden alcanzar fuerte intensidad entre el 21 y el 23 de marzo en las cuencas medias de las regiones de Áncash, Lima e Ica, donde se registra en conjunto unos 26,000 damnificados y también unos 136,000 afectados.

Sin esperar a las nuevas lluvias que se avecinan, el Gobierno peruano, cuyos ministros están repartidos por las distintas zonas de emergencia, se afana por repartir los primeros cargamentos de ayuda humanitaria entre los más afectados mientras las víctimas y los daños siguen aumentando, y ya hay 12,000 casas destruidas.

El puente Virú se vino abajo por la crecida del río del mismo nombre cuando varios vehículos se encontraban encima de su estructura, lo que hasta el momento deja cuatro desaparecidos, entre ellos un menor de edad.

20 personas han sido reportadas como desaparecidas y se estima que unas 12,000 casa han sido destruidas.