Sessions promete ser un contrapeso a Trump como fiscal general

11/1/17 - 12:00 AM
El senador republicano Jeff Sessions, nominado por Donald Trump para ser su fiscal general, se comprometió ante un comité del...

El Fiscal General designado, Senador, Jeff Sessions, testifica en Capitol Hill en Washington. /Foto AP

  • Washington | EFE | @PanamaAmerica                                            

El senador republicano Jeff Sessions, nominado por Donald Trump para ser su fiscal general, se comprometió ante un comité del Senado a jugar un papel de contrapeso en el futuro Gobierno de Estados Unidos y a decir "no" al millonario neoyorquino "si se excede" en su poder.

Sessions hizo estas declaraciones en la primera de sus audiencias en el comité judicial del Senado, destinada a evaluar su designación como fiscal general del futuro Gobierno de Donald Trump y que fue interrumpida en varias ocasiones por manifestantes que gritaron: "¡no a Trump, no a un EE.UU. fascista, no al Ku Klux Klan (KKK)".

Senador por el estado de Alabama durante 20 años y conocido por sus duras posturas en inmigración, Sessions defendió la independencia de la Fiscalía general de EE.UU. y consideró que cualquiera que desempeñe ese cargo debe estar "comprometido a seguir la ley" y ser fiel a la Constitución del país.

"(Esa persona) debe estar comprometida a seguir la ley. Él o ella deben estar dispuestos a decir 'no' al presidente si se excede. No debe ser una persona que autoriza sin cuestionar", afirmó Sessions.

En su declaración, Sessions tildó de "falsas" algunas de las acusaciones que se han lanzado contra él, como que persiguió a los defensores de los derechos civiles de los afroamericanos y apoyó al grupo racista Ku Klux Klan durante su etapa como fiscal para el distrito sur de Alabama (1981-1993).

"Aborrezco al Ku Klux Klan, lo que representa y su odiosa ideología", aseguró Sessions, quien no se refirió en su declaración a las constantes interrupciones de los manifestantes.

El senador centró su discurso en la "peligrosa tendencia" de aumento del crimen que ha vivido Estados Unidos en los últimos años.

Para mostrar el repunte de la criminalidad en EE.UU., Sessions citó las últimas estadísticas del Buró Federal de Investigaciones (FBI) que muestran un incremento de todo tipo de crímenes del 4% entre 2014 y 2015, periodo en el que los asesinatos subieron un 11%, el mayor aumento desde' 1971.

Si es confirmado como fiscal general, Sessions se comprometió a procesar a los que "violan repetidamente" las fronteras de Estados Unidos, perseguir los crímenes de armas de fuego y crear alianzas con los departamentos de policía locales para acabar con las pandillas y los carteles de narcotráfico.

Además dijo que de convertirse en el próximo secretario de Justicia buscaría reanudar el enjuiciamiento expedito por vía penal de inmigrantes que ingresan a Estados Unidos sin autorización, conocido como 'Operación Streamline'.

Señaló que el gobierno del presidente Barack Obama recientemente había disminuido casi por completo el programa Streamline pese a que él lo consideraba clave para mejorar la seguridad fronteriza en su estado.

Realidad

La mayoría de los inmigrantes en el programa se declaran culpables de entrar ilegalmente al país y reciben sentencias de entre 30 y 120 días. Muchos reciben crédito por tiempo cumplido.

Durante su campaña electoral, Trump advirtió que deportaría a los 11 millones de inmigrantes que residen en Estados Unidos sin autorización y anularía el alivio migratorio de Obama para los "dreamers", como se conoce a esos jóvenes que llegaron sin autorización al país con sus padres cuando eran pequeños.

Jeff Sessions es el candidato del presidente electo Donald Trump para desempeñarse como secretario de Justicia.