'Este gobierno se divorció del pueblo'

12/10/17 - 12:00 AM
Nadie está por encima de la ley, y el odio, el rencor y la venganza no son los mejores consejeros.

Riccardo Francolini es aspirante a convencional por el corregimiento de Juan Díaz. /Foto Cortesía

  • Redacción | [email protected] | @PanamaAmérica                                            

Riccardo Francolini entra de lleno a la vida partidista por muchas razones, una de ellas es que a través su colectivo, Cambio Democrático, podrá servir al pueblo panameño para devolverle la tranquilidad, la paz, la felicidad y la prosperidad que le han sido arrebatas por el actual gobierno.

Francolini es candidato a convencional por el corregimiento de Juan Díaz en las elecciones internas de Cambio Democrático, que se realizarán el domingo.

¿Qué lo motivó a involucrarse en la política partidista y aspirar a ser convencional de CD?

El estar secuestrado por ocho meses y medio en una cárcel por requerimiento de este Gobierno y sobre todo de manera injusta, me ayudó a comprender y entender claramente el concepto de "injusticia social", que vive nuestro país. Muchas fueron las experiencias que revelaron en mi entorno panameños comunes que me hicieron ver la realidad y la necesidad de ser solidario con sus causas. No somos políticos partidistas, pero como dicen los grandes filósofos, todos somos políticos por naturaleza y es por medio de este modelo que muchas soluciones se pueden volver realidad para el pueblo.

¿Está analizando aspirar a algún cargo de elección?

Soy creyente en las oportunidades que muchas veces un pueblo le otorga a una figura política porque cree en sus propuestas, programas y proyectos, yo por el momento estoy enfocado en buscar la unidad de cambio democrático, en hacer un partido cada vez más participativo, donde se mezcle la sabiduría de la experiencia con la innovación de la juventud para fortalecer mucho más al partido. Tenemos una valiosa oportunidad de cara a la contienda de las elecciones del 2019 y nuestra meta es llegar a esa fecha con una membresía trabajando en el norte volver a colocar a Panamá en el sendero del progreso y del crecimiento económico que vivió en los cinco años de la pasada administración. Después de las elecciones internas analizaremos el panorama político y decidiremos cuál camino a seguir, pero de hecho no se descarta ninguna posibilidad a cargo de elección.

¿Cómo percibe el ambiente dentro de CD?

Definitivamente hay un despertar de todos los miembros del partido en esta contienda electoral interna, se nota un entusiasmo por reverdecer no solo los componentes internos de Cambio Democrático con nuevas figuras, sino que el país vuelva a tener la oportunidad de un verdadero cambio como los que vivió del 2009 al 2014. Un Cambio Democrático fortalecido con objetivos y principios claros de honestidad, transparencia, trabajo y ética, no dudamos en ningún momento que serán las bases para tener un país con un mejor futuro.

¿Cree que CD es la mejor alternativa para el 2019?

Sin duda alguna. Y no solo es el sentir de los miembros de Cambio Democrático, es el sentimiento que a diario expresan miles de panameños con quienes nos topamos en las calles que añoran el Panamá de los años en los que estuvo al frente el presidente Ricardo Martinelli. El progreso y el crecimiento económico que experimentó Panamá en esos cinco años no se compara ni siquiera con los 40 años de administraciones pasadas.

¿Qué se necesita para que CD se fortalezca y se unifique para estar listo para el 2019?

Principalmente la "unidad". Unidos llegaremos al Gobierno para devolverle la confianza que el panameño perdió en este periodo. Hay que retomar los programas sociales dirigidos hacia los grupos vulnerables. A crear confianza en la inversión privada de que habrá respeto a la seguridad jurídica.

¿Cómo califica la gestión del Gobierno y qué se puede corregir en el tiempo que le queda?

Si el actual Gobierno del señor Juan Carlos Varela se hubiera decidido a continuar con los proyectos que se dejó en marcha para beneficio de la población, hoy quizás tendríamos un Panamá diferente con mayor potencial económico. Sin embargo, en vez de dedicar todo su esfuerzo en cumplir con sus promesas de campañas, su costoso error ha sido en tratar, mediante políticas de persecución y shows mediáticos, de destruir a sus adversarios políticos con campañas injustas de encarcelamientos y de desprestigio. En un sistema democrático existen tres poderes del Estado que deben trabajar armoniosamente como establece la Constitución Política de Panamá, sin embargo, la mayoría de los panameños están conscientes que no existe tal separación de poderes e independencia y eso ha hecho mucho daño.

¿Cómo califica la administración de justicia en Panamá?

El sistema jurídico, no tiene ningún problema o deficiencia. El problema está en quienes administran la justicia. Tenemos un Ministerio Público no perseguidor de los delitos, sino perseguidores de los políticos. Un actuar de los fiscales con claras violaciones a las garantías fundamentales de las personas sindicadas por la comisión de un supuesto delito. Pero también tenemos una Corte Suprema de Justicia que debe seguir demostrando no imparcialidad en los fallos que emite, sino una justicia clara y objetiva en sus decisiones. De esta manera, se logrará que el pueblo panameño vuelva a tener confianza en la administración de justicia.

¿Qué experiencia le dejó estar preso?

Que hay muchas injusticias. No todos los que están encarcelados están ahí porque cometieron un delito, hay muchas otras razones que los mantienen en el claustro.