Funcionarios detrás del ‘call center’ de Juan Carlos Varela

10/2/15 - 12:15 AM

El “call center” instalado para atacar a los rivales políticos del presidente Juan Carlos Varela, no solo se dedica a clonar o falsificar identidades de extranjeros, sino que también mantiene una red de cuentas “troll” en Twitter, manejadas por funcionarios nombrados en posiciones claves.

  • Redacción/@panamaamerica                                            
Cifras
  • 3,500 dólares es el salario de Carlos Chen, alias “Chino Ken”, coordinador en la Presidencia.
  • 14 Número de la ley que tipifica los delitos contra la Seguridad Jurídica.

El “call center” instalado para atacar a los rivales políticos del presidente Juan Carlos Varela, no solo se dedica a clonar o falsificar identidades de extranjeros, sino que también mantiene una red de cuentas “troll” en Twitter, manejadas por funcionarios nombrados en posiciones claves.

Una investigación de la alianza editorial integrada por Panamá América, NEXtv y KW Continente reveló que el centro de llamadas de Varela estaría siendo manejado por funcionarios nombrados en el Ministerio de la Presidencia.

El grupo estaría encabezado por Carlos Chen, alias “Chino Ken”, nombrado en esta administración como coordinador de planes y programas de la Presidencia, con un salario de 3,500 dólares mensuales.

En la campaña política, Chen se ocultó bajo su seudónimo para lanzar ataques contra el exmandatario Ricardo Martinelli.

Ahora, Chen es el coordinador de toda una estructura cibernética para atacar a los opositores al gobierno de Varela, junto con otros funcionarios nombrados en el Palacio de las Garzas, entre ellos, Jaime Lokan y Vladimir Polo.

El propio asesor de comunicaciones de Varela, Gustavo Him, confirmó que el “Chino Ken” fue nombrado por ellos en la Secretaría de Comunicación del Palacio de las Garzas.

Paralelo al “call center” están los operadores de cuentas “troll” en Twitter, que son aquellas sin identidades personales dedicadas a publicar mensajes que buscan provocar respuestas emocionales de otros usuarios y lectores con un fin político a favor de Varela y de ataque contra Martinelli.

Uno de los funcionarios a cargo de varias de las cuentas “troll” es el secretario general de la Agencia Panamá Pacífico, Danilo Castillo.

Datos electrónicos apuntan a que Castillo opera las cuentas de Twitter bajo los nombres de La Tajona, Política 507 y El Wason PTY.

Castillo ya enfrenta una investigación por parte de la Fiscalía Superior contra la propiedad intelectual y delitos informáticos.

Antes que Varela tomara posesión del cargo de presidente, a Castillo se le presentó una denuncia por plagiar las imágenes de otras personas para crear cuentas en las redes sociales y desde allí realizar ataques ofensivos en contra de altos funcionarios del gobierno de Martinelli.

En la investigación se determinó que los ataques realizados por el actual funcionario se dieron desde 2011, poco después de haber sido destituido del Ministerio de Vivienda, por supuestas violaciones al Código de Ética de la institución.

Otra de las estrategias del “call center” de Varela es crear cuentas falsas usando nombres alterados de figuras del gobierno pasado como Luis Eduardo Camacho, Marta Linares de Martinelli y Alma Cortés.

Protección

Rolando Mirones, exdirector de la Policía Nacional, explicó que para el uso de las redes sociales, en Panamá existen normas que protegen la integridad de los ciudadanos.

“Siendo una conducta nueva, y con el auge de las redes sociales, obviamente que las autoridades deben ponerse al día en cómo van a implementar las normas”, apuntó.

Añadió, que tanto el Órgano Legislativo como el Judicial deben poner especial atención.

“No lo llamaría un manejo político, eso es un manejo delincuencial, utilizar la cuenta de alguien, todo eso es un delito; que haya políticos que las utilizan de otra forma es otra cosa”, sustentó.

Mirones precisó que quienes están actuando como delincuentes deben ser castigados con todo el peso de la ley.

A estas estrategias se le suma la creación de un fondo rotativo discrecional que será manejado por el Consejo de Seguridad Nacional y el cual incluye gastos para la compra de equipos tecnológicos e información.