Se inician trámites para deportar al presunto asesino de profesora

07/3/18 - 12:00 AM
El fiscal de homicidio y femicidio de Chiriquí, Humberto Rodríguez Batista, confirmó que se...

Exequias de la docente asesinada, quien fue ubicada en Divalá. /Foto Archivo

  • José Vásquez | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

El fiscal de homicidio y femicidio de Chiriquí, Humberto Rodríguez Batista, confirmó que se iniciaron los trámites para la deportación de Costa Rica a Panamá del profesor Roberto Moreno Grajales, principal sospechoso del homicidio de Diosila Martínez Villarreal, tras su captura ayer en Puerto Jiménez, Costa Rica.'

Cifras
15 mil dólares se ofrecían a quien revelara la ubicación del profesor.
16 meses se mantenía como prófugo de la justicia, el docente, ubicado en Costa Rica.

La captura se realizó en horas de la mañana, por unidades de la Interpol de Costa Rica, quienes notificaron a las autoridades panameñas para iniciar el trámite de deportación.

"Iniciamos el trámite que exige la ley en estos casos, sin embargo, hay que cumplir con todos los requisitos, aunque ya los teníamos adelantados", afirmó el fiscal Rodríguez Batista.

El funcionario agregó que por el momento no se puede establecer cuándo y a qué hora se hará la audiencia de garantías, cuando debe legalizarse la aprehensión, se le formularán cargos y se establecerá la medida cautelar que cabe en estos casos.

Esto dependerá del momento en que pise suelo panameño el aprehendido, ya que en ese momento quedará sin efecto la orden internacional que emitió un juez de garantías para su captura y extradición.

Por su parte, los familiares de la docente se mostraron contentos por la captura de Moreno Grajales, quien tenía 16 meses de permanecer oculto de las autoridades, ya que se hará justicia por su asesinato.

El abogado de la familia Martínez, Amílcar Fuentes, dijo que la deportación del profesor podría tomar varios días, ya que se tiene que completar los protocolos que existen para estos casos.

Hechos

El homicidio de la profesora Diosila Martínez fue el 11 de noviembre de 2016, cuando desapareció, después de que salió de su casa, en compañía de su hija de 2 años, quien fue ubicada sola y con el cabello cortado, en horas de la madrugada del siguiente día, en el sector de Divalá.

El cuerpo de la docente fue ubicado casi un mes después, el 5 de diciembre, en una fosa clandestina ubicada en el distrito de Renacimiento, Chiriquí, en una finca de la mamá del profesor Moreno.