Presidencia de Donald Trump

América Latina y sus relaciones internacionales con Estados Unidos

07/3/17 - 12:00 AM
Aunque el presidente no ha definido cuál será su política hacia la región, asoman vientos y tempestades con la construcción de un muro que separe físicamente su territorio en la frontera con México. Dicho muro se construye bajo el supuesto de que detendrá la inmigración mexicana y centroamericana hacia Estados Unidos. Esta medida tuvo gran exposición durante toda su campaña electoral. Su meta es la restricción no solo de los indocumentados sino por su argumento de que perjudican con sus remesas, la economía de Estados Unidos.

  • Carlos Pérez Morales/opinion@epasa.com/                                            


 

Muchos analistas políticos y expertos en las relaciones internacionales de América Latina han mostrado preocupación sobre el impacto de esas relaciones bajo la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos. Solo hay que dar una mirada a sus nombramientos administrativos más cercanos.

Como Secretario de Estado, nombró a Rex Millerson, máximo ejecutivo de Exxon Company, la megacompañía petrolera internacional con intereses en América Latina. Este multibillonario mantiene estrechos lazos con Vladimir Putin. Sus opiniones políticas han sido muy conservadoras. Aunque no tiene experiencia militar, se espera que respalde una línea dura en términos militares con América Latina.

El Departamento de Seguridad Interna (Homeland Security Department)  será dirigido por el general John Kelly, antiguo Jefe militar del Comando Sur. Kelly ayudó a la militarización de América Latina por parte de Estados Unidos. Se espera que mantenga una línea dura con la región, aumentando la política de control de drogas como arma de dominio militar de la región, especialmente en los países centroamericanos. Kelly ha señalado que "Los tentáculos de las redes globales implicadas en el tráfico de narcóticos y de armas, en el contrabando de seres humanos, y en otros tipos de actividad ilegal, se extienden por América Latina y el Caribe, y hasta Estados Unidos, y sin embargo, continuamos subestimando la amenaza del crimen organizado transnacional, lo que pone en riesgo nuestra seguridad y la de nuestros socios" .

El Secretario de Defensa es el general retirado James Mattis, mejor conocido como “Perro Rabioso.” Se retiró siendo Jefe del Comando Central del Ejército de EE UU. Bajo su liderato en las primeras invasiones a Irak y Afganistán, tuvo mucho éxito.  No se menciona ninguna relación con América Latina, aunque se espera que continúe la política de militarización de Estados Unidos en América Latina, estableciendo más bases militares de Estados Unidos en la región o reforzando las existentes.

Aunque el presidente no ha definido cuál será su política hacia la región, asoman vientos y tempestades con la construcción de un muro que separe físicamente su territorio en la frontera con México. Dicho muro se construye bajo el supuesto de que detendrá la inmigración mexicana y centroamericana hacia Estados Unidos. Esta medida tuvo gran exposición durante toda su campaña electoral. Su meta es la restricción no solo de los indocumentados sino por su argumento de que perjudican con sus remesas, la economía de Estados Unidos.

En cuanto a Cuba, Trump ha dicho que no romperá las relaciones diplomáticas, pero que establecerá una línea dura con el gobierno actual de la Isla. Exigirá más respeto por los derechos humanos y cambios democráticos en su gobierno. Relacionado con el tema migratorio, el presidente de Estados Unidos Donald Trump ha dicho que no revertirá el cambio migratorio de su predecesor.‎ Se eliminan varias preferencias a los emigrantes cubanos. Aunque el futuro de las relaciones de Estados Unidos con América Latina es incierto en la región, no se esperan cambios positivos.

Docente universitario