Análisis

Los problemas del trabajo

03/1/18 - 12:00 AM
... se trata de que todavía hace falta demostrar que toda esta infraestructura, buena parte de la que está dirigida a mejorar la vinculación con el mercado mundial, resulte efectivamente valorizada en las condiciones antes señaladas.

  • Juan Jované | [email protected] |                                             

Un objetivo básico de cualquier movimiento que posea una visión progresista para el país es el de asegurarle un empleo decente, que le permita una vida digna para él y su familia, a todos los panameños y panameñas que participen en la actividad laboral. Para lograrlo se deben tener en cuenta los grandes retos que esto conlleva, para los cuales, desafortunadamente, no existe una respuesta efectiva en la actual política económica y social.

En primer lugar, se trata de una política que apunta a largo plazo a una sola visión, la que guarda relación con la expansión del mercado externo. Se olvida así de que la dinámica de dicho mercado no parece ser suficiente para asegurar el objetivo en referencia. Es así que el reciente "World Trade Statistic 2017" de la Unctad señala que si bien es cierto que en promedio el comercio exterior de mercancías crecía a partir de la Segunda Guerra Mundial 1.5 veces más rápidamente que el PIB mundial, luego de la última crisis financiera esta proporción se ha reducido a cerca de 1.1 veces. A esto el informe agrega que la relación bajo análisis descendió en el 2016 a tan solo 0.6 veces, a la vez que pronostica que en el 2017 se observará una recuperación parcial del fenómeno, pero que "la futura reducción de la velocidad del comercio en relación con el PIB se mantiene como una causa de preocupación".

Es conveniente, a fin de aclarar todo este panorama, que lo anterior, sumado a la baja del ritmo del PIB a nivel mundial, ha significado una caída importante en la tasa de crecimiento de la exportación de los servicios de transporte. El informe de la Unctad destaca a este respecto que la exportación de dichos servicios a nivel global se redujo en 4.0% durante el 2016, siendo los más afectados aquellos referidos al transporte de carga por la vía marítima. Esto nos lleva a la necesidad de observar con mucho cuidado si el incremento de actividad del Canal de Panamá representa un salto, debido entre otras cosas a la recuperación de rutas y al tránsito de gas natural, o una situación que muestra un efectivo cambio de la tendencia secular.

En el caso de la construcción, que ahora está basada en la generación de infraestructura, varias y diversas voces han venido advirtiendo que el crecimiento basado en esta actividad tiene ciertos límites. No solo se trata de que a largo plazo es difícil que la infraestructura de un país pueda crecer más aceleradamente que su propia economía. También se trata de que todavía hace falta demostrar que toda esta infraestructura, buena parte de la que está dirigida a mejorar la vinculación con el mercado mundial, resulte efectivamente valorizada en las condiciones antes señaladas.

Si a todo esto le agregamos las tendencias a la automatización y su impacto negativo sobre el empleo y la necesidad de respetar los límites biofísicos que impone la naturaleza, se debe concluir que la visión actual de los gobernantes sobre el problema del trabajo es absolutamente inadecuada.

Economista