Naturaleza

¿Para qué sirves tú?

03/1/18 - 12:00 AM
Las personas que son sin saberlo educadoras por naturaleza; las que son personas de acción y las que son de acción reflexiva. Una de esas tres personas eres tú y es bueno que lo reconozcas y lo empieces a ejercer de inmediato.

  • Vladimir Berrío-Lemm/[email protected]                                            
Seguro te has dado cuenta que existen varios tipos de personas. No nos referimos a su aspecto físico, su concepción religiosa o existencial; mucho menos socio-económica. Deseo referirme a unos pocos tipos en especial. Las personas que son sin saberlo educadoras por naturaleza; las que son personas de acción y las que son de acción reflexiva. Por supuesto, desde mi muy particular modo de ver las cosas. Por ello y para evitar un mal entendido ni imponerme a quienes lleguen a leer estas humildes líneas, intentaré definir cada cual. Una de esas tres personas eres tú y es bueno que lo reconozcas y lo empieces a ejercer de inmediato.
PERSONAS EDUCADORAS POR NATURALEZA. No es hacer funciones académicas, andragógicas ni pedagógicas. ¿Cuántas veces has estado en una situación donde teniendo que hacer algo, parece que nadie sabe qué es lo que hay que hacer, y de pronto alguien inicia una acción que de a poco otros imitan e incluso surgen otros tipos de acciones o respuestas? Sí lo has visto, pero no prestaste atención.  Se trata de cuando hay que hacer algo y… ¡alguien debía hacerlo! Hay que recaudar la cuota para la fiesta de fin de año, y tú te ofreciste a recoger el dinero. Hay que comprar las cosas, y otra persona se ofreció a cotizar y traer resultados. Se definió que sobraba algo y alguien sugirió que podría comprarse un solo regalo sorpresa y rifarlo.  Alguien fue a ver opciones dentro del presupuesto, y la lista sería muy larga con algo tan aparentemente tonto como una fiesta de fin de año. ¿Te diste cuenta? Analiza de ahora en adelante el comportamiento de quienes te rodean y lograrás identificar a educadores por naturaleza para algo específico o podría ser que por más tiempo. Depende de las circunstancias. Pero nuevamente, ¿te diste cuenta que ese tipo de personas hace lo que hace sin que nadie se lo haya pedido? ¿Lo contrario? Quien no hace ni deja hacer, metiendo cizaña que a lo mejor quien recoge el dinero se lo robe, o elijan mal el regalo y se queden con la mayor parte del dinero o que la comida la hará en su casa y se quedará con el dinero… Siempre sin fundamento pero con cara de seriedad absoluta que a veces terminamos creyendo.
PERSONAS DE ACCIÓN. Ante una situación, pongamos un incipiente incendio, habrá una persona, ojalá más, que aparte de dar la alerta a quienes están en los alrededores o llamar al
servicio de bomberos, buscará dónde está el extintor más cercano y tratará de evitar que el fuego se extienda. O bien intentará separar las cosas cercanas para evitar su propagación, o bien intentará sacar a la gente que esté dentro del sitio para evitar un potencial peligro de intoxicación o muerte. La situación podría ser donar sangre, barrer una acera antes que empiece un acto, pintar un cuarto donde habrá una conferencia, hacer en su casa los certificados que luego se imprimirán y se entregarán. ¿Te diste cuenta que ese tipo de persona hace las cosas sin que se las pidan? ¿Lo contrario? Quien pensando en su comodidad dice que mejor esperar a los profesionales que se encargarán de dejar todo en orden, y que bien tienen ojos quienes están adentro para meterse a advertir a nadie, y que el extintor podría explotar y quedar uno muerto por tratar de ayudar, y que de héroes muertos están llenos los cementerios. Por supuesto, ante estas dos realidades de acción directa y visible, hay una tercera opción que son las PERSONAS DE ACCIÓN REFLEXIVA. Tal vez no hagan lo primero ni lo segundo. Pero, ¿sabes?, hacen mucho. Lo principal es que no estorban. Son personas calladas que desde su casa, calle, barrio, oficina, empresa, oficina, parque, iglesia, club u oficina estatal miran y escuchan las noticias y desean hacer algo contra un mal común en todas partes, como por ejemplo, el cáncer de la corrupción. Y han decidido ser ejemplares padres de familia, ejemplares aseadores de la calle, ejemplares servidores públicos porque esa es la mejor quimioterapia para contrarrestar y erradicar ese cáncer. Han decidido ser buena familia, tener acciones sociales y de solidaridad con los más necesitados, participan de campañas de valores y civismo y viven su país pensando en lo que dejarán a sus hijos, porque es la mejor inmunoterapia para que el cuerpo pueda defenderse si vuelven a aparecer células locas. Aquí eres o no eres esa persona. ¿Cuál de los tres tipos de personas hace mejor? Creo que los tres tipos de personas son necesarias porque lo que hacen se complementa y como suele decirse, una mano lava a la otra y las dos, lavan la cara.
 
Investigador, Asesor de historia, filatelia y organización de eventos.