Falta de agua obliga a suspensión de clases

20/3/17 - 12:00 AM
Viodelda de Suárez, del Comité de Salud de Penonomé, considera que se hace necesario pensar en contar con otra potabilizadora porque, lamentablemente, ya la actual se ha quedado obsoleta.

Los penonomeños sigue confrontando grandes dificultades por la falta de agua potable.

  • E. Valdez | E. Montenegro | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

El Ministerio de Educación en Coclé decidió suspender las clases para hoy lunes en Penonomé centro, a sugerencia del Idaan en esta provincia, hasta que se restablezca el servicio de agua potable en este distrito.

Agnes Vergara, directora regional de Salud en Coclé, dijo que en vista de la situación, se decidió suspender las clases en colegios públicos y particulares hasta que se restablezca el servicio del vital líquido.

Más de tres días llevan unos 20 mil penonomeños sin el servicio regular de agua, y aunque ya este domingo se concluyeron los trabajos, hay que esperar más de ocho horas para arrancar el proceso y que llegue a las comunidades.

Arturo Rodríguez, director del Idaan en Coclé, explicó que el daño se registró el viernes a causa de un apagón, al tiempo que señaló que ya se reparó el daño mecánico de la línea y se selló la excavación que se hizo, y se esperaba que secara el trabajo de los soportes que se realizaron con concreto, lo que requiere de varias horas, y es por ello que el agua debe llegar a mediodía del lunes.

Mientras se reparte agua en carros cisterna y se reparaba el daño, los penonomeños se muestran desesperados, ya que son más de tres días sin agua, situación que la semana pasada fue igual.

La Pedro Pablo, a clases

Por otra parte, los estudiantes de media (décimo, undécimo y duodécimo) de la escuela Pedro Pablo Sánchez (PPS) en La Chorrera, retornarán a clases el 21 marzo, luego de una semana de paro.

La decisión se tomó al final de una asamblea de padres de familia realizada ayer, en la que se acordó que los estudiantes de premedia regresen el 27.

La propuesta de empezar el 21 fue apoyada por estudiantes de duodécimo grado, quienes rechazaron el uso de módulos por considerarlos inútiles para la enseñanza.

Testimonio

Ángela María Reyes es penonomeña y asegura que no tenía agua potable ni para fregar y que por tratarse de falta del vital líquido desde el viernes, todo se le complicó, y no es la primera vez que esto sucede.