Migrantes logran pasar por frontera panameña

11/10/17 - 12:00 AM
La llegada de los extracontinentales a Paso Canoas ha activado las alertas de las autoridades, esta migración tiende a ser aprovechada por personas para trasladarlos por pasos clandestinos y peligrosos.

Los extracontinentales tienen fijada como meta llegar por tierra a los Estados Unidos. /Foto Mayra Madrid

  • Mayra Madrid | [email protected] | @mayra1721                                            

El grupo de extracontinentales que se mantenían varados en frontera de Paso Canoas, en la provincia de Chiriquí, lograron continuar su camino la noche del lunes, luego de que personal de Migración verificara su documentación y permitiera que continuaran su viaje.

Los migrantes extracontinentales de países como India, África y Nepal eran aproximadamente unos 100 entre niños mujeres y adultos, quienes están llegando a Panamá desde hace varias semanas y por día atraviesan entre 50 y 100 la frontera de Paso Canoas.

Los extracontinentales pidieron a las autoridades no ser deportados a su país, alegando que el hambre y la guerra los obligó a dejar sus hogares, en busca de una mejor condición de vida hacia Los Estados Unidos y que solo quieren que se les permita continuar para cumplir ese gran sueño.

Uno de los extracontinentales, oriundo de África, señaló que han pasado muchas dificultades para su llegada a Paso Canoas.

"Hemos tenido que pasar por la selva, corrimos mucho peligro, la frontera de Colombia con Panamá es muy peligrosa, nos robaron dinero, ropa, lo poco que teníamos de valor, solo queremos una oportunidad de llegar a Estados Unidos, junto a nuestras familias", indicó el migrante.

Los extracontinentales consideran que en Estados Unidos es mejor para trabajar y tener una mejor calidad de vida, ya que en sus países existe mucha pobreza y guerra, por eso se arriesgan y atraviesan varios países por llegar a territorio estadounidense.

Según el grupo de extracontinentales, llegarán más de ellos a la frontera de Paso Canoas, ya que han quedado otros en la frontera con Colombia que apenas ingresan.

Los extracontinentales saben que las políticas de Estados Unidos no son fáciles para entrar al país, pero están seguros de que con la ayuda de Dios podrán llegar sanos a su destino.

12 horas se mantuvieron estos migrantes  en Paso Canoas donde las autoridades panameñas verificaron su documentación.