ETIQUETAS: Gobierno

Habrá que permitir el matrimonio gay, Eduardo Valdés Escoffery

20/1/18 - 01:30 PM
El tema de la igualdad de los derechos humanos en Panamá sigue generando nuevas reacciones sociales y legales.

  • Yaissel Urieta Moreno | [email protected]                                             

Para el magistrado del Tribunal Electoral (TE), Eduardo Valdés Escoffery, al ratificar Panamá el tratado de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), “estamos obligados a respetarlo”.

Las declaraciones de Valdés Escoffery se dan después que la CIDH mandara a 20 países a acatar su recomendación de darle paso a la inscripción del matrimonio igualitario realizado fuera del país, al considerarse “vinculante para Panamá”.

“Panamá ratificó ese tratado y estamos obligados a respetarlo. Si alguien quiere hacerlo en el futuro, habrá que permitirlo”, dijo Valdés Escoffery en referencia a la orden que dio la CIDH a 20 países del continente de dar los mismos derechos a las parejas del mismo sexo que a las heterosexuales, incluido el derecho al matrimonio.

Y es que en Panamá dicho matrimonio igualitario no era reconocido por la ley, es decir, aunque fuera legal en otro país, en el TE no se aceptaba la inscripción de una unión legal de personas del mismo sexo.

Ahora, “la CSJ antes de tomar una decisión sobre la inscripción de un matrimonio igualitario realizado fuera, tendrá que tomar en consideración las recomendaciones de la CIDH que son vinculantes para Panamá”, aportó Valdés Esocoffery.

La famosa recomendación de la CIDH se dio recientemente como consecuencia de una consulta del gobierno de Costa Rica, implicando a todo el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que se compone de 25 Estados, 20 de los cuales reconocen la competencia de la Corte.

Algunos países americanos, como Colombia, Argentina, Brasil, Uruguay, Estados Unidos, Canadá y México (en algunos estados regionales), ya garantizan este derecho.

Entre tanto, en Panamá hay una demanda en la CSJ para que el TE aceptara inscribir un matrimonio igualitario realizado en el extranjero.