Comercios en la Calzada de Amador y el Casco Viejo evadían impuestos

13/10/15 - 04:15 PM

  • Redacción/@PanamaAmerica                                            
El 86% de los más de 30 locales comerciales inspeccionados por la Dirección General de Ingresos (DGI) en la Calzada de Amador y el Casco Viejo, evadían impuestos.
 
Durante la jornada de inspección, la administración tributaria no sólo verificó que los comerciantes estuvieran emitiendo la factura a sus clientes, sino también la correcta utilización de las cajas registradores fiscales, así como la existencia del libro de control y mantenimiento en cada local y la publicación del letrero “Exige su Factura”.
 
Los inspectores de la DGI levantaron Actas de Proceso correspondientes, que dan inicio a un procedimiento de multa, en tanto, el 14% de los comercios que sí cumplieron la normativa tributaria vigente fueron reconocidos con Actas de Fiel Cumplimiento.
 
Al respecto, la jefa del Departamento de Facturación de la DGI, María Elena Moreno advirtió que “si se está cobrando el ITBMS por el servicio que se está dando o el producto que se está vendiendo, el comerciante debe transferir ese dinero al fisco. Si no lo está haciendo, esa es una forma de defraudación fiscal, porque ese impuesto le pertenece al fisco”.
 
Aclaró que “si el comerciante no da factura, la multa va de mil a 5 mil balboas, en caso de ser primera vez, o de 5 mil a 15 mil balboas, cuando hay reincidencia, más el cierre del local de 2 a 10 días”.
 
Agregó que también hay sanción para el contribuyente que no exige su factura al local, equivalente al 7% de lo que se ha tenido que facturar o una multa de un balboa.
 
Según el ente recaudador, la  evasión de impuestos es una de las principales causas que inciden en la baja recaudación de los impuestos.