Un 'disparate' promesa de Varela de revisar los TLC

10/8/18 - 12:00 AM
Productores tuvieron que hacer protestas en la calle para que fueran atendidos por el presidente Varela y ahora esperan respuestas concretas.

  • Diana Díaz V. | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

Luego de la presión del sector agropecuario en las calles, el presidente Juan Carlos Varela accedió a la posibilidad de revisar los Tratados de Libre Comercio (TLC), decisión que es catalogada como un "disparate".'

Datos

50% de los productores de arroz han dejado la actividad por afectaciones de importaciones.

10.5% aumentaron las importaciones hasta mayo de este año en comparación con el 2017.

Rommel Adames, exviceministro de Comercio Exterior y exnegociador de varios TLC, señaló que lo que ocurre es que "la incompetencia gubernamental ha llegado a altos niveles y se quiere culpar a los de afuera por la incapacidad de los de adentro".

 

VEA TAMBIÉN: Importadores de cerdo generan $65 millones; mientras que nacionales desaparecen

Indicó que comprende que los agricultores estén disgustados, pero lo que pasa es que el problema no son los TLC, sino la administración de los TLC.

"Revisar los TLC antes de ver lo que nosotros no estamos haciendo bien es el disparate más grande que he escuchado", dijo.

Adames reiteró que los mismos agricultores están diciendo lo que las autoridades no están haciendo bien, como es el caso del Mida y la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa).

Indicó que hay medidas de salvaguarda que maneja el Ministerio de Comercio e Industrias. "Si hay problema de importaciones, se puede recurrir a la salvaguarda para detener las importaciones momentáneamente hasta que el sector se recupere. "Si hay esta herramienta, entonces, por qué no se usa".

"Tal vez tienen miedo a disgustar a los importadores y deciden entonces golpear a los agricultores y ahora la solución es culpar a los extranjeros", destacó.

Por su parte, Aquiles Acevedo, presidente de la Asociación de Ganaderos de Panamá (Anagan), destacó que en reunión se acordó con el presidente que se tenían que revisar los TLC y dar hasta el máximo nivel los alcances de los mismos, sabiendo que son los que les han afectado directamente en el tema de comercialización del producto nacional.

"Esperemos que el Mici abra las puertas a discutir ese tema sobre los TLC, ya que anteriormente han dicho que no se pueden renegociar", sostuvo.

Por su parte, Adames señaló que lo que principalmente ha afectado al sector agro son medidas internas, como por ejemplo, la misma cadena de comercialización, que es la que compra a los productores a precios que no son buenos y son los que importan en condiciones que no deberían.

"Eso es lo que debemos revisar antes de echarle la culpa a un TLC", enfatizó.

Adames también destacó que hay otros puntos que afectan a los productores, como la falta de una cadena de frío y la deuda que mantiene el Gobierno en el pago del subsidio, entre otros.

"Cuando se pongan estas cosas internas en orden, entonces Panamá podrá solicitar una revisión de algunos temas específicos dentro de los TLC, pero no eliminarlos después de tanta lucha", precisó.

Los productores se mantendrán en alerta hasta el próximo 16 de agosto, cuando sostendrán una nueva reunión con Varela para que les dé respuestas concretas respecto a los nueve puntos que le solicitaron, como la eliminación de la Aupsa y la suspensión de las importaciones.

El ministro de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Enrique Carles, luego de varias denuncias por parte de los productores, en cuanto a irregularidades en las importaciones, dio a conocer que han detectado algunas empresas que importaban de manera exagerada y se les han bloqueado los permisos de importación.

Por su parte, los productores sostienen que quieren saber el nombre de esas empresas relacionadas con el sector.

Panamá tiene 20 Tratados de Libre Comercio firmados con diferentes países, sin embargo, no ha aprovechado estas oportunidades para aumentar las exportaciones, teniendo una balanza comercial desfavorable, según expertos en temas comerciales.