Muro vial entre Veraguas y Chiriquí convertido en trampa de muerte

25/6/18 - 12:00 AM
Un muro divisorio de concreto en la nueva vía ampliada entre las provincias de Veraguas y...

Intentan socorrer a animal atropellado. /Foto Cortesía

  • Adiel Bonilla | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

Un muro divisorio de concreto en la nueva vía ampliada entre las provincias de Veraguas y Chiriquí sigue afectando a miles de residentes, pero además causando decenas de muertes de animales cada semana.'

Claves
Tramo

200 km abarca la carretera Interamericana entre Santiago y David, ampliada por cinco consorcios.
Afectaciones
Solo en La Chorcha, unos 7,000 indígenas acceden por esa entrada. Y en cuanto a la fauna, expertos estiman que en tres años no quedarán muchos animales porque hay atropellos todos los días.

El sólido muro (vaciado en concreto en el lugar de su construcción) es continuo, lo que impide el paso de peatones y animales, quienes deben hacer malabares para cruzar arriesgando sus vidas.

La situación ya ha motivado que conservacionistas y agrupaciones de ciudadanos se hayan unido para exigir a las autoridades una solución inmediata.

La próxima semana preparan la entrega formal de una nota dirigida al Ministerio Público para que se investigue por qué se construyó este muro sin estudio de impacto ambiental o medidas de mitigación adecuadas.

"Entregaremos también copia al Ministerio de Obras Públicas y al Ministerio de Ambiente", confirmó a Panamá América el catedrático Ariel Rodríguez.

El experto en conservación y manejo de vida silvestre detalló que entre las especies afectadas por esta trampa de muerte están el conejo pintado, armadillo, venado cola blanca, monos aulladores, perezosos, gatos solos y muletos.

"No hay justificación para este muro, que incluso está en áreas silvestres abiertas, donde perfectamente pudieron hacerse montones de pasos para animales", indicó Rodríguez, quien rechazó de plano el argumento de supuesta "seguridad" para hacer la división de concreto.

Además de los animales, los lugareños también resultan afectados, en sectores como La Pinta, Las Vueltas, Remedios, San Lorenzo y La Chorcha.

Rodríguez les recordó a las autoridades que Panamá es signatario de la Convención de Diversidad Biológica, que le obliga a ser cuidadoso y respetuoso -en extremo- de la vida silvestre y de la naturaleza.