ETIQUETAS: Las más leidas

Represión contradice discurso presidencial

12/7/18 - 12:00 AM
En su discurso ante la Asamblea, Varela reiteró que vivimos en 'paz' y negó uso de lacrimógenos y de la fuerza para reprimir a manifestantes.

Estudiantes de la escuela Victoriano Lorenzo y la docente Dalia Morales (cuadro superior) fueron reprimidos por antimotines, con detenciones que duraron varias horas. /Foto José Vásquez

  • Adiel Bonilla | [email protected] | @PanamaAmerica                                            

En su más reciente informe a la nación, el presidente Juan Carlos Varela volvió a definir los cuatro años que van de su gestión con la palabra "paz", negando categóricamente que se hayan dado incidentes de represión.'

Realidad

2 días de violenta represión se han dado esta semana en la escuela Victoriano Lorenzo, en David.

300 antimotines fue la respuesta del Gobierno ante los reclamos  de los productores en Divisa.

Algo que claramente contrasta con las reiteradas escenas de protestas populares cortadas, manifestaciones espontáneas disueltas a la fuerza y estamentos de seguridad enviados a reprimir y detener las voces críticas a esta gestión.

Las palabras de Varela encuentran contradicción esta misma semana, cuando se han reprimido a manifestantes contra el alza de la luz y también padres de familia, profesores y estudiantes de la escuela Victoriano Lorenzo (en David, Chiriquí) han sido violentamente reprimidos por escuadrones de antimotines.

Incluso hay reportes de detenciones ilegales, tal como tuvieron que sufrir los docentes Dalia Morales y Hernán Suira, así como la madre de familia Noridis Urriola, todos privados de su libertad por varias horas, sin mediar el debido proceso administrativo.

VEA TAMBIÉN: Corte cede a presiones y no declina competencia

Los propios estudiantes fueron empujados por parte de unidades del Control de Multitudes, quienes les arrebataron sus pancartas por segundo día consecutivo.

¿Su delito?... reclamar a las autoridades acciones puntuales frente al deterioro de las estructuras del centro escolar.

No obstante, Varela aseguró en su discurso del 1 de julio que en estos 4 años ni una sola granada lacrimógena se ha usado. "Ni un solo manifestante ha tenido que ser atendido en centros hospitalarios por uso excesivo de la fuerza", agregó.

El dirigente magisterial Diógenes Sánchez tildó de "demagógico" ese discurso, pues solo dos días antes de ese acto oficial, él también fue objeto de empujones, y privación de la libertad (por 30 minutos) mientras protestaba frente a la sede del Ministerio de Educación (Meduca), exigiendo el pago atrasado de los salarios de los profesores del programa Panamá Bilingüe.

En un video que circula en redes se aprecia la forma violenta en que más de 20 antimotines detienen al dirigente magisterial.

Más allá de la fuerza física, el profesor Sánchez también ha sido amenazado con la apertura de un proceso disciplinario en su contra, supuestamente por "irrespetar" al presidente Varela cuando cuestionó su anuncio de enviar docentes a Jordania.

"El trato a estudiantes y profesores en manifestaciones contrasta con lo que ha dicho el presidente", afirmó el docente.

VEA TAMBIÉN: Meduca desconoce llamado a paro y pide enviar a estudiantes a clases

En esta línea también se refirió el productor de arroz y dirigente gremial Nodier Díaz. Recordó que en enero de este año en una marcha en la que exigían el cese de las importaciones sin control fueron reprimidos por unos 300 antimotines en Divisa.

"Hubo detenciones y agresiones violentas contra los productores, uno de ellos quedó muy afectado, noticia que replicaron medios internacional", dijo.

Díaz relató a Panamá América que posteriormente tuvo la oportunidad de reclamarle cara a cara al presidente Varela, quien negó que se hubiera dado la orden para agredir a los productores de esa forma.

"El presidente Juan Carlos Varela tiene un doble discurso; parece que viviera en un país diferente al que vivimos nosotros", concluyó el productor.

Y sobre el uso de gases lacrimógenos que niega el mandatario, la dirigencia estudiantil de la Universidad de Panamá (UP) bien podría refutar lo dicho por el presidente Varela.

En junio del año pasado, uniformados respondieron con gases lacrimógenos a los estudiantes que protestaban por el polémico decreto sobre la actualización de información catastral, en ese momento quedó un saldo de 5 estudiantes heridos y 35 detenidos.