Sociedad civil con intereses en la Corte Suprema de Justicia

10/10/15 - 09:30 AM
Enrique Montenegro, del Frente Anticorrupción, aseguró que estos grupos se han sobrepasado en sus pretensiones, el cual es apoyado por un sector de los medios de información.

  • Dayra Rodríguez/@Aryad19                                             
Miembros llamados sociedad civil han dejado en evidencia su interés en los cargos para magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), esto, tras las intervenciones que han hecho en este Órgano Judicial. 
 
Entre reuniones del Movimiento Independiente (Movin) con el magistrado de la CSJ, Ayú Prado y la revisión de expedientes del Ministerio Público por parte de la Alianza Ciudadana, son algunos de los actos que han generado rechazo de juristas.
 
Enrique Montenegro, del Frente Anticorrupción, aseguró que estos grupos se han sobrepasado en sus pretensiones, el cual es apoyado por un sector de los medios de información.
 
A su juicio, han estado interviniendo en los tres poderes del Estado violando la ley fragantemente. Recomienda a las autoridades pararse firme y no permitir más este tipo de violaciones sobre todo del Movimiento Independiente (Movin), Alianza Ciudadana y la  Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai).
 
En cuanto a la elección de magistrado de la CSJ, Montenegro explicó que ellos siempre han hecho presión para que se nombren los magistrados que ellos recomiendan sobre todo los movimientos de la sociedad civil, el Colegio Nacional Abogados y otros sectores de la población como la Cámara de Comercio y el Sindicato de Industriales.
 
Indicó que el Órgano Ejecutivo no debe permitirlo porque la ley es clara y especifica donde señala que los magistrados deben ser elegidos por el Consejo de Gabinete y recomendado por el presidente para su aprobación en la Asamblea Nacional de diputados. 
 
Por su parte, la abogada Edna Ramos dijo que sería una desgracia para el sistema judicial que se viniera a escoger a los representante de la sociedad civil, ya que ninguno de ellos ejerce la profesión. 
 
Considera que los próximos magistrados deben ser valientes, conocer del derecho, ser una personas capacitadas e integra.
 
Sobre la sociedad civil, Ramos asegura que estos son amigos del actual gobierno y que también son células filiales de determinadas corrientes políticas que están trabajando para formar una opinión pública.
 
"Son ellos personas que nunca hemos visto entregar un minuto de su tiempo en beneficio de los demás y ahora son ellos quienes son santos y demonios", agregó. 
 
Repudió la reunión entre Movin y el magistrado José Ayú Prado, alegando que esta asociación no tiene ninguna representatividad.
 
"Hemos visto a un magistrado que recibe asociaciones y agrupaciones porque para mí esa no es la sociedad civil organizada porque solo se representan a ellos mismos", puntualizó. 
 
El abogado Ernesto Cedeño, explicó que se ha dicho que un grupo de la sociedad civil es el que va a ver los perfiles de los candidatos a magistrados.
 
Ante esto, advirtió que ellos no son los que mandan en el país. "No puede haber un grado de agenda y tampoco tratar de recomendar a los independientes o no a los que les gusta o están afiliados a ellos".
 
Adelantó que Movin estará dentro de los grupos que van a examinar las hojas de vidas de cada figura a magistrado. "Eso tiene un nivel de oscuridad", sostuvo Cedeño.