Identidad sexual

11/3/18 - 12:00 AM

Identidad sexual

Si así nos creó, porque hoy día decir que estamos de acuerdo con estos matrimonios o enseñarle a un pequeño si me gusta ser niña no importa, o si soy niña y me gustan otras niñas no es malo, solo expreso mi sentir.

  • Anays Jaén | [email protected] |                                             

Hoy día solo escuchamos la identidad a sexual. Dondequiera que vamos este es el tema del milenio. Si en Estados Unidos aprueban un matrimonio igualitario, si lo aprueba Chile, Bélgica o en cualquier parte del mundo, este tema se vuelve pólvora y se hace noticia viajando más rápido por nuestras redes sociales que la velocidad de la luz. La realidad es que este tema no solo afecta a un grupo de personas, llámese homosexuales, lesbianas, transexuales o el nombre que le quieran poner, sino que vas más allá y afecta a la generación del presente y plantando banderas en las generaciones futuras.

A cada persona, por nuestra cultura de que tenemos libertad voz y voto, asumimos que todo es lícito y sí es cierto podemos escoger con quién nos casamos, nuestras amistades, puedo escoger con quién deseo compartir mi vida, mi forma de vestir, hasta el color de pelo que deseo llevar, pero nos hemos preguntado, al firmar estas leyes que permiten un aborto, permiten un matrimonio igualitario estamos enfocados en nuestra juventud del presente y en nuestros jóvenes del futuro.

A mi parecer no. Desde mi perspectiva de madre educadora y persona razonable, lamento decir que estas prácticas quieren alterar el sentido de la creación divina, puesto que fuimos creados a imagen y semejanza de Dios. Primero creó Dios los cielos y la tierra, creó los animales y dijo HEMBRA Y MACHO LOS CREÓ, y por último como la mejor creación hizo al hombre tal cual como Él y de su costilla no sacó otro hombre no, sacó una mujer; de la costilla de hombre sacó una mujer para que sea valorada, respetada y se convirtiera en su ayuda idónea.

Si así nos creó, porque hoy día decir que estamos de acuerdo con estos matrimonios o enseñarle a un pequeño si me gusta ser niña no importa, o si soy niña y me gustan otras niñas no es malo, solo expreso mi sentir. Si estas prácticas no afectan y son tan normales y tienen derechos, por qué no desaparecen todas las mujeres y que solo queden hombres o desaparecen todos los hombres y solo queden mujeres.

Suena raro. Claro que no podemos, ya que sin el espermatozoide no hay vida y sin un óvulo fecundado no hay bebé, entonces, necesitamos al hombre y a la mujer para que podamos nacer hombre o mujer. Este tema es complicado de explicar porque cada uno tendrá su punto de vista y no criticamos ni señalamos a las personas que se encuentran en esta situación, solo podemos decir que los respetamos por ser criaturas divinas y creación de las manos de Dios. Pero como padres no queremos que nuestros hijos elijan su sexo porque desde su concepción ya lo hemos elegido hasta hoy en nuestras ecografías jamás se dice es un homosexual o una lesbiana el bebé que viene en camino. Se dice es una niña o es un varón.

Sin mujeres no se da el milagro de la vida y sin hombres no hay fertilizantes, así de simple.

Estos estilos comportamientos son más bien una práctica de vida que se desea imponer a toda una sociedad. Se les respeta como personas, pero también los demás exigimos respeto.

Dios nos dice que cada ser humano tiene libre albedrío. Es decir, somos libres de escoger lo que deseamos, pero un niño o un adolescente no es libre de elegir, puesto que su poca experiencia en la vida no lo hace tomar las decisiones correctas para su vida adulta. Todo te es lícito, mas todo no te conviene.

Podemos hacer nuestra voluntad, pero a la larga cada acción tiene su reacción.

Educadora