Ministerio Público archiva expediente sobre muerte de infante en Capira

06/3/18 - 06:45 PM
No se ha podido determinar las causas de la muerte de la menor, según el Ministerio Público.

No han podido esclarecer el caso. Foto: Eric A. Montenegro.

  • Eric A. Montenegro                                            
Nueve meses después de ocurrida la muerte de la niña Migdalia Itzel Martínez de dos años y seis meses, en la zona montañosa de Riecito en el distrito de Capira, las autoridades del Ministerio Público (MP), siguen sin poder esclarecer el hecho.
 
La última información suministrada por la Fiscalía de Homicidio del MP en la provincia de Panamá Oeste, indica que, tras recibir los exámenes de laboratorio del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, no se pudo determinar las causas de la muerte.
 
El cuerpo de la menor, de dos años y seis meses, fue hallado por un bloque de búsqueda del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) en un sector conocido como Charco de la Corteza. Según la información aportada por la fiscalía, aun cuando se recolectaron algunos elementos de convicción no ha sido posible vincular a ninguna persona con el hecho.
 
La niña estuvo desaparecida de su hogar por espacio de cinco días, tiempo en el cual fue rastreada por sus padres. Ante esta situación el Ministerio Público optó por archivar el expediente del caso, el cual causó gran conmoción en este poblado del distrito de Capira.
 
En otro caso relacionado con una menor de edad en esta región del país, se mantiene la solicitud de la Fiscal de la Sección de Investigación y Seguimiento de Causa de Panamá Oeste, Isis Agrazal, al Instituto de Medicina Legal y Ciencia Forenses sobre conformación de una Junta Técnica que investigue la causa de la muerte de una niña de 7 años de edad, fallecida en el Hospital Nicolás Solano, el 11 de abril de 2017.
 
La fiscalía también remitió al Instituto de Medicina Legal y Ciencia Forenses una copia del expediente de la investigación para que sea evaluado por la junta técnica. Hasta el mes de diciembre de 2017 la Fiscal de la Sección de Investigación y Seguimiento de Causa de Panamá Oeste había agotado recibido las entrevistas a los médicos que atendieron a la menor en el Nicolás Solano y a una doctora que trató a la víctima en la Policlínica Santiago Barraza.
 
El pasado 24 de enero, durante una audiencia innominada realizada por este caso, el juez de Garantías, Carlos Fajardo se abstuvo de formular cargos al galeno implicado en este caso de supuesta negligencia médica.
 
Las investigaciones que adelanta el Ministerio Público guardan relación con la muerte de la niña de siete años Sofía Victoria Bordones, ocurrida en abril del 2017 y por la cual los padres de la niña culpan al galeno que la atendió.