Pariteños exigen ley que proteja realización de su Corpus Christi

02/3/18 - 07:30 PM
Cada año deben salir a tocar puertas y reunir el presupuesto necesario para la realización de la festividad.

Danzantes en Parita. Foto: Thays Domínguez.

 
Una ley que proteja la tradición y permita la realización cada año del Corpus Christi en el distrito histórico de Parita, exigen moradores y danzantes, ante las dificultades que cada año enfrentan para realizar la festividad.
 
Según los organizadores de la actividad, cada año deben salir a tocar puertas y reunir el presupuesto necesario para la realización de la misma, lo que se dificulta cada año, cosa que podría ser distinta de contar con una ley que regule la festividad.
 
José Enrique Bernal, presidente del patronato de danzas del Corpus pariteño, indicó que llevan varios años esperando la aprobación de esta ley, a pesar de que entregaron al diputado del área, José Luis Varela, un borrador de anteproyecto de ley, confeccionado en coordinación con la Comisión de Cultura del Ministerio de Educación.
 
"Hemos hecho el intento en muchas ocasiones de que se le dé el debido trámite en la Asamblea Nacional de Diputados, intentos que han sido en vano, a pesar que hemos visto cada año cómo evoluciona la festividad a favor", indicó Bernal.
 
Aseguró que a pesar que se trata de un legado cultural del pueblo pariteño,  con cientos de años de historia, es preocupante que el Instituto Nacional de Cultura les haya anunciado recientemente, que no apoyará económicamente la actividad este año, aduciendo a problemas presupuestarios.
 
"De contar con una ley no tendríamos que pasar por estos inconvenientes, los cuales calificamos como una falta de compromiso de parte de la institución que debe velar por este tipo de actividades", puntualizó.
 
A pesar de los inconvenientes, el Corpus Christi pariteño, actividad en la que participan unos 150 danzantes de las siete danzas propias del lugar, se realizará el próximo 31 de mayo, con el objetivo de conservar las tradiciones y a la vez explotarlas turísticamente, ya que cuentan con el apoyo de otras entidades como la Autoridad de Turismo de Panamá y autoridades locales.

Por otro lado, la iglesia Santo Guzmán de Parita, que data desde la época colonial, tendrá por fin su altar mayor, luego que hace más de 40 años fue desmontado debido a un gran deterioro que presentaba en su estructura.

Se trata de una obra esperada por los moradores de Parita, en la provincia de Herrera, que desde 1970 no cuentan con un altar, a pesar que el lugar es considerado una de las joyas del patrimonio histórico y cultural, además de un punto estratégico para el turismo religioso.

Los trabajos de construcción del altar mayor incluyen la construcción del retablo mayor con los elementos litúrgicos, inspirados en la figura del patrono del lugar, Santo Domingo de Guzmán, así como de la Virgen del Rosario.

En la parte del tercer cuerpo del retablo se colocará un óleo en el que la Virgen del Rosario le entrega el santo rosario a Santo Domingo, mientras que en el medio irá el Santísimo, en un badalquino, una especie de templete formado por cuatro columnas que sostienen una cúpula.