Productores eliminan reses para evitar que mueran de hambre

04/10/15 - 08:30 AM
La situación en las fincas ganaderas de la provincia de Herrera sigue siendo crítica, debido a la falta de lluvias que han provocado escasez de agua y alimentos.

  • Thays Domínguez @ThaysDom                                            

La situación en las fincas ganaderas de la provincia de Herrera sigue siendo crítica, debido a la falta de lluvias que han provocado escasez de agua y alimentos, sin que se vea posibilidad de mejoría en el factor climatológico.

Debido a este fenómeno, los productores han decidido reducir su hato ganadero a través del sacrificio de reses en los mataderos o bien, en las subastas ganaderas y disminuir el riesgo de pérdidas en los meses futuros.

El ex presidente nacional de la Asociación de Ganaderos (Anagan), Erick Corro, confirmó la situación, y aseguró que los productores empezaron a bajar sus inventarios, ya que en los últimos 24 días solo se registraron dos aguaceros en la región.

“Esta decisión de los productores es una medida muy sana, que minimiza el riesgo ya que se están quedando únicamente con el ganado que pueda mantener con la escasez de alimentos que habrá en los próximos meses”, indicó Corro.

Y es que a la fecha, únicamente en la provincia de Herrera se ha reportado un aproximado de 550 reses muertas, según datos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), principalmente por agotamiento y debilidad debido a la falta de alimentos.

Ante esta situación, los ganaderos se encuentran preocupados, ya que a pesar de que se han preparado y retroalimentado para sobrellevar los efectos del fenómeno de El Niño, desconocen el futuro de sus fincas para los meses de verano.

Leche grado C

Sumado a las pérdidas registradas por la sequía, los productores de leche grado C enfrentan las mermas debido a un vertiginoso aumento que han sufrido en sus costos de producción.

Aseguran que esperan con ansias la compensación económica que el gobierno entregará a los productores de leche grado C, y que esperaban para el pasado 1 de octubre, ya que el precio que se paga actualmente por el litro de leche –entre 39 y 40 centavos- sólo cubre los gastos y los deja sin la posibilidad de rendimientos económicos por  esta actividad.

“Lo que se anunció es que esta compensación sería pagada a partir del 1 de octubre, por lo que esperamos su ejecución ya que los 10 a 11 centavos adicionales por litro se convertirán en la ganancia de los productores”, indicó Corro.

Entre las provincias de Herrera y Los Santos, unos cinco mil ganaderos producen leche grado C, que por sus características es utilizada para la elaboración de leche evaporada, quesos, yogurt y helados.

A nivel nacional, un 70% de los productores se dedica a la producción de leche grado C, por lo que el nivel de las afectaciones por el bajo precio golpea a unos 6 mil ganaderos, principalmente de la región de Azuero.