La SPIA da recomendaciones a las autoridades para evitar inundaciones

13/1/18 - 08:45 AM
Las descargas de la Zona Libre de Colón agudizan la situación al descargar en la misma canalización.

  • Redacción/@PanamaAmerica                                            
Ante las recientes inundaciones en la provincia de Colón, la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA),  recomienda al  Gobierno Central y Municipal y Sociedad Civil Organizada lograr la eficiencia máxima en la recolección de los desechos sólidos en toda la Ciudad de Colón.
 
Además, indica que deben rediseñar las estaciones de bombeo y las piscinas, para incorporar un sistema de recolección de sólidos (parrilla) con limpieza incorporada que permita a las bombas una operación continua.
 
Así como también, ampliar la canalización paralela al Corredor de entrada a Colón desde las bombas de la Zona Libre hasta la salida en un ancho de 12 metros.
 
“Debido a los rellenos efectuados entre el Corredor Zona Libre, original, más los rellenos en el Sector de France Field, al otro lado del puente Salazar; se obstaculiza las aguas pluviales que proceden del canal Diversion River que corre paralelo a la carretera del Tercer Puente y al Canal de 4 Altos que recoge las aguas de Puerto Escondido y Espinar”, indica un comunicado de la SPIA.
 
Explica que este canal tiene una capacidad de aproximadamente 40% de las aguas de la periferia más las de las bombas de Calle 16 y Zona Libre.
 
Indica el comunicado que la inundación principal se produce a lo largo de la Avenida Amador Guerrero donde se encuentra el cajón pluvial que va desde el Paseo Washington hasta la calle 16  en la entrada de la ciudad.  
 
Este cajón pluvial tiene en sus extremos dos estaciones de bombeo con tres bombas en cada una y se componen de una casa de bomba y de una piscina con parrilla para los sólidos.  
 
El área  de drenaje del cajón abarca desde la Avenida Central hasta la Avenida del Frente y el punto bajo es la Avenida Amador Guerrero.  Las bombas fueron diseñadas para desalojar las aguas del toda el área de drenaje.
 
Debido a que los sólidos que entran al cajón pluvial obstaculizan el paso del agua a través de la parrilla   de acceso a las bombas, las aguas se van acumulando en el cajón y en las calles.
      
En la estación de bombeo de calle 16, la descarga de las bombas que salían al mar en sus inicios, ahora van a una canalización que corre en dirección paralela  al Corredor de entrada a la Ciudad de Colón. 
 
 Esta canalización que en un primer tramo es de 10 metros de ancho, se fue modificando en su salida hacia el mar en tramos de 8, 6, y 5 metros hasta reducirlo a dos tuberías de 1.50 metros de diámetro.  Estas modificaciones no permiten una descarga eficiente de las bombas de calle 16.
 
Las descargas de la Zona Libre de Colón agudizan la situación al descargar  en la misma canalización.