Lo besa con metanfetamina y lo mata

23/11/17 - 09:45 AM
Novia se despide de su novio con metanfetamina en su boca y muere intoxicado.

  •                                             

La estadounidense Melissa Ann Blair, de 46 años de edad provocó la muerte de su novio, Anthony Powell, después de darle un  beso cargado con siete globos de metanfetamina (droga), en una otra forma de tráfico de estupefacientes en las cárceles en Oregón, Washington, Estado Unidos, según se expuso en el diario local The Oregonian.

Blair, acudió a una visita en la Penitenciaría del Estado de Oregón donde estaba recluido su novio desde junio de 2016 y al terminar el tiempo de compartir,  sellaron su despedida con un beso, en donde se pasaron la metanfetamina, la cual sería distribuida dentro de la cárcel por el propio Powell, según el plan ideado por el propio convicto, explicaron las autoridades de la penitenciaría después de culminadas las investigaciones.

Powell, de 41 años, cumplía cadena perpetúa por el asesinato con agravantes de su suegra, jamás imaginó que su grandioso plan le costaría la vida. Tras darse el último beso, el presidiario se tragó los globos con droga, pero dos de ellos se les reventaron en el estómago al poco tiempo de ingeridos, causando su muerte por toxicidad, indicó el fiscal federal adjunto Craig Gabriel, tras la autopsia realizada.

VEA TAMBIÉN: Se creían 'zombies' y por casi mueren tras consumir droga sintética

Tras buscar e indagar todas las partes involucradas en el hecho, se realizó el juicio y la novia fue sentenciada a dos años de prisión y está obligada a completar tres años de supervisión posterior a la liberación y participar en programas de tratamiento de drogas y salud mental, de no cumplir con esto sería ingresada nuevamente a prisión.

Durante el juicio, Blair no realizó declaración alguna en el tribunal. Su hermana, que asistió a la audiencia, tampoco quiso hacer ningún comentario.

El juez de distrito de Estados Unidos, Marco Hernández, indicó que"fue trágico y triste, pero comparte la responsabilidad entre Blair y Powell de lo sucedido".

“Blair se sintió coaccionada por Powell a pesar de que estaba tras las rejas”, dijo su abogado, John Ransom, fuera de la corte. Ella usó metanfetamina pero no era adicta, confesó.