OMS incluye el 'trastorno del videojuego' en la lista de enfermedades mentales

03/1/18 - 07:30 AM
La OMS describe este trastorno como un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente, de suficiente gravedad como para producir un deterioro significativo a nivel personal, familiar, social, educativo u ocupacional.

  • REDACCIÓN                                            

El  "trastorno del videojuego" fue incluido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad mental, en su edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades.

La OMS describe este trastorno como un patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente, que puede ser en línea o fuera de línea, de suficiente gravedad como para producir un deterioro significativo en el funcionamiento personal, familiar, social, educativo u ocupacional del individuo, han publicado medios de comunicación internacional. 

Además, indica que que se hace evidente al cabo de unos 12 meses, lo que permite realizar un diagnóstico, aunque si los síntomas son graves, el período puede ser menor.

Este trastorno se relaciona con los trastornos por comportamientos adictivos y está caracterizado por un "patrón de comportamiento de juego persistente o recurrente", en el que el jugador da prioridad a los videojuegos sobre otras actividades de la vida, "pese a que se produzcan consecuencias negativas", de acuerdo a este organismo.

VEA TAMBIÉN: Efectos del acohol en la salud varían de acuerdo a las facilidades socioeconómicas

La OMS también incluyó "el juego nocivo" como otro trastorno relacionado con los videojuegos. 

En este caso, se hace referencia a un patrón de juego "que incrementa apreciablemente el riesgo de daño físico o de consecuencias para la salud mental del individuo o de otros alrededor del individuo".

El peligro al que hace referencia el trastorno se vincula con la frecuencia de juego, el tiempo que se dedica a ello, las actividades y prioridades que se dejan de lado por jugar o a los comportamientos de riesgos relacionadas con el juego, su contexto o las consecuencias adversas de jugar.