Más de 500 millones de chinos usan el celular para hacer sus pagos

23/11/17 - 03:45 AM
Cada vez son más los chinos que realizan cada día todo tipo de pagos con sus teléfonos inteligentes a través de plataformas como Alipay, Wechat o Apple Pay.

Un hombre usa un teléfono inteligente en China.

  •                                             

Más de 500 millones de chinos usan sus teléfonos móviles para pagar, según datos de Ant Financial, compañía dueña de Alipay, una de las plataformas de pago más utilizadas en el país.

La empresa, perteneciente al gigante del comercio electrónico Alibaba, informó de que el número de usuarios de pagos móviles en China ha superado los 520 millones (un número de la suerte en china por su similitud fonética con "te quiero").

Según el Banco Popular de China (central), los bancos del país procesaron 8.600 millones de pagos de servicios móviles en el segundo trimestre de este año, un 40,5 % más que en el mismo período de 2016.

> VER  TAMBIÉN: Skype se suma a los bloqueados por China
> VER  TAMBIÉN: Apple empleó estudiantes de forma irregular para fabricar iPhone X en China

El valor combinado de los pagos móviles aumentó un 33,8 % y llegó a los 39,2 billones de yuanes (6 billones de dólares estadounidenses).

Cada vez son más los chinos que realizan cada día todo tipo de pagos con sus teléfonos inteligentes a través de plataformas como Alipay, Wechat o Apple Pay.

Según un informe producido conjuntamente por Tencent (dueño de la plataforma de mensajería y pagos WeChat), la Universidad Renmin de China y la empresa de estudios de mercado Ipsos, el 84 % de los chinos dijeron que están "cómodos" saliendo de casa solo con sus teléfonos y sin dinero en efectivo.

Según un informe de la Asociación de Pagos y Liquidaciones de China (PCAC) publicado en abril, las retiradas de dinero en efectivo usando tarjetas bancarias cayeron en volumen por primera vez en China en 2016, un 10,46 %.

Hace unos meses, Ant Financial dijo que planeaba gastar 6.000 millones de yuanes (800 millones de euros, 870 millones de dólares) en los próximos dos años para impulsar una campaña de fomento a los pagos móviles.