Jean-Paul Gaultier conquistan la Alta Costura de París

24/1/18 - 01:45 PM
Con un peinado estilo cacerola, corto y redondeado, las modelos comenzaron a desfilar luciendo siluetas triangulares, minivestidos y botas de charol blanco, que abrieron el desfile a ritmo de France Gall, la reina del pop francés de los 60, fallecida hace apenas dos semanas.

  • Redacción / @PanamaAmerica                                            
En el 50 aniversario del mayo del 68, Jean-Paul Gaultier convirtió hoy su desfile de Alta Costura en un homenaje a Pierre Cardin, icono sesentero de la moda vanguardista, con quien aprendió las bases de la profesión que le lanzó a la fama.
 
Las ilustraciones psicodélicas que decoraban la pasarela, dentro de las oficinas del diseñador en el centro de París, adelantaban la estética de su colección primavera-verano, presentada durante la tercera jornada de la Alta Costura parisiense.
 
Con un peinado estilo cacerola, corto y redondeado, las modelos comenzaron a desfilar luciendo siluetas triangulares, minivestidos y botas de charol blanco, que abrieron el desfile a ritmo de France Gall, la reina del pop francés de los 60, fallecida hace apenas dos semanas.
 
 
 
 
Gaultier, que fue aprendiz de Cardin durante la década de los 70, antes de crear su propia marca, tomó de este modista su pasión por el orientalismo y la precisión en las líneas que influyó en su trabajo en la primera parte de los años 80.
 
 
Este exotismo llevó a Gaultier a entender hoy su colección como un cariñoso recuerdo a los 60, retocados con un punto japonés en los peinados, que parecían imitar a samuráis, y un etnicismo más bien africano, en bordados trenzados y jacquards, como los que decoraron el traje de novia final.
 
Los vestidos y camisas se transformaron en esmóquines, una influencia que Gaultier debe más bien a Saint Laurent, al igual que los corpiños cónicos, que más tarde él popularizó con la cantante Madonna.
 
 
Gaultier usó la pasión geométrica de Cardin para crear unos originales vestidos palabras de honor o de una sola manga, compuestos de una única tira de tela que parecía envolver a la modelo.
 
Como cada año, el "enfant terrible" de la moda francesa, que se atrevió a convertir en tendencia los estilos más 'underground', terminó su desfile con una puesta en escena divertida que protagonizó la top canadiense Coco Rocha al recorrer la pasarela junto a su hija, de dos años y medio, Ioni James Conran.
 
A su corta edad, la pequeña tiene más de 62.000 seguidores en una cuenta de Instagram, gestionada por sus padres.
 
A la cita no faltó el propio homenajeado, Pierre Cardin, que a sus 96 años disfrutó del espectáculo desde la primera fila, junto a la actriz francesa Marion Cotillard y el diseñador de Louis Vuitton, Nicolas Ghesquière, asistente de Gaultier entre 1990 y 1992. 
 
 

#FrontRow #GaultierParis #SS18 #PFWPhoto by @Saskialawaks.

Una publicación compartida de Jean Paul Gaultier (@jpgaultierofficial) el

Jean Paul Gaultier (Arcueil, 24 de abril de 1952) es un diseñador de moda francés. Posee su propia marca de ropa (Jean Paul Gaultier), cuyo accionista mayoritario es la compañía española de moda y perfumes Puig.​ También fue director creativo de Hermès.

Gaultier se sumergió en el mundo de la alta costura cuando era muy joven. Pierre Cardin se impresionó por su talento, y lo contrató como asistente en 1970. Poco después Jean Paul Gautier añadiría la L intercalada en su apellido para darle un toque más fresco y moderno, lo que le abrió las puertas en el panorama internacional.