Temen la continuidad del Control de Precios en 2019

20/1/18 - 12:00 AM
Productores de arroz, papa, cebolla, carne de res, se muestran preocupados porque la medida les ha sido desfavorable.

Varios productores del país han abandonado la actividad debido a la falta de políticas públicas y a las pérdidas económicas que han tenido que afrontar sin ningún apoyo. Archivo

  • Redacción Economía | economia.paepasa.com | @PanamaAmerica                                            

Productores temen que la medida de Control de Precios sea tan populista por ser una promesa de campaña política, que el próximo gobierno no la elimine, lo que seguiría afectando al sector productivo del país.'

5


cortes de carne están regulados por el Control de Precios, como la babilla y la cinta.

1/2


kilo por persona ha bajado el consumo de carne en el país, según Anagan.

Recientemente, el presidente Juan Carlos Varela declaró que la medida continuará hasta el final de su mandato, lo que encendió las alertas de productores, comerciantes y consumidores dado que, según ellos, la medida no ha sido efectiva.

Augusto Jiménez, productor de Tierras Altas, señaló que no les sorprende las declaraciones del mandatario en cuanto a la medida, ya que fue su promesa de campaña, pero lo que sí les preocupa es que el próximo gobierno no la elimine y continúe con la práctica.

Destacó que en el caso de la papa y la cebolla, además del control de precios -que les ha dado un margen de utilidad directamente a los agentes comerciales- tienen que enfrentar las importaciones desmedidas de estos rubros en época de cosecha.

Destacó que es difícil cuantificar las pérdidas que han tenido por el control de precios, toda vez que la mayor pérdida se registra por las importaciones.

Señaló que, según cifras del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), existían 350 productores de cebolla y hoy día solo hay 79. Mientras que productores de papa existían 200 y solo hay 134, lo que indica que la actividad productiva va en decadencia.

Por su parte, Nodier Díaz, secretario de la Federación de Arroceros y Granos de Panamá (Fedagpa), indicó que en los cinco años de gobierno, la medida de Control de Precios les ocasionaría pérdidas por 250 millones de dólares, tomando en cuenta que el Gobierno les debe aproximadamente entre 30 y 40 millones por el pago de los $7.50 por cada quintal de arroz vendido a los molinos del ciclo de producción pasada (2016-2017).

Indicó que por año les cuesta la medida entre 40 y 50 millones de dólares.

"Ya le falta a este gobierno 17 meses y 13 días para que salga. Tenemos fe en que el próximo gobierno sea respetuoso de las recomendaciones del sector agropecuario y los productores logremos estabilidad y tranquilidad y no sobresaltos a cada momento", dijo Díaz.

Explicó que debido a esta medida y el abandono del sector muchos productores de arroz han dejado la actividad.

Destacó que en Chiriquí existían 1,200 productores y hoy día solo hay 450.

La carne, otro producto que tienen algunos cortes regulados también ha tenido implicaciones negativas por la medida.

Aquiles Acevedo, presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan) indicó que dentro del control de precios hay productos subsidiados, en cambio, en la ganadería no, ya que el ganadero está pagando el subsidio directa o indirectamente.

"Se crea una costumbre de consumir solo los 5 cortes de carne regulados y los demás se dejan como segunda opción de compra. Los costos de producción siguen incrementándose cada vez más y los precios de venta van a la baja", destacó .

Indicó que un alza en los costos de producción radica en el aumento al salario mínimo.

Aseguró que las importaciones de carne es un factor principal de la baja de precios de los productos nacionales, ya que hay demasiados actores comerciales que se dedican a esta actividad de importación.

"Las ventas del producto nacional se ve afectada directamente", dijo el ganadero.

Euclides Díaz, expresidente de Anagan, destacó que la medida ha sido negativa para ellos, porque ha distorsionado todo el consumo de carne.

"Si se acaba la babilla, el consumidor no compra otro corte de carne provocando una baja", dijo.