opinion

El impulso natural de la protesta

Hoy, ante medidas de gobierno repudiadas por la población, las protestas en Francia han escalado masiva y espontáneamente.

Arnulfo Arias O. | opinion@epasa.com | - Actualizado:

Arnulfo Arias O.

Hoy, ante medidas de gobierno repudiadas por la población, las protestas en Francia han escalado masiva y espontáneamente; no tienen edad, ni liderazgo o nombre. Están huérfanas de protagonismo individual. Las canas de la edad y el colágeno de la juventud se han congregado en las calles de París por un tema que, al final de cuentas, les podría afectar a todos. Esa solidaridad, enmarcada solamente de propósitos comunes, legitima las protestas, dándole una causa válida.

Versión impresa

Ese pueblo es galo en sus orígenes, y la congregación de razas no ha podido mitigar aún su rebeldía natural, como si las latitudes y las longitudes de esa tierra estuvieran imantadas ya por un impulso natural a la desobediencia civil. Desde tiempos inmemoriales, sostuvieron luchas intestinas entre sus pequeños clanes, se elevaron en efervescencia contra la invasión romana, se rebelaron contra los vecinos que la ocuparon a la fuerza, sostuvieron una guerra de 100 años contra el imperio de Inglaterra y sus resistencias fueron legendarias durante los últimos conflictos bélicos mundiales. El frío candente del terror debe invadir, sin duda, a cada uno de los gobernantes de esa tierra cada vez que les evocan el histórico episodio de la guillotina y La Bastilla.

Sin embargo, la protesta no es un tema de exclusividad geográfica o de pueblos o de ciudadanos; más que un derecho, es un impulso natural del hombre. Es una conducta de la propia especie. Si un lactante, a pocos días de nacer, rechaza amargamente su alimento, tal vez porque la madre estuvo atiborrándose de alguna vianda intoxicante, se volcará hacia fuera en el impulso natural de la protesta, y lo hará en la forma más primaria y primitiva; si un niño siente que el castigo impuesto por sus padres excede los niveles de su travesura, se erizará dentro de él esa marea natural de la protesta contra lo que se ha considerado una injusticia. Si sube el precio de medicamentos consumidos ampliamente por los de la tercera edad, desenfundan sus bastones y vociferan palabras de protesta masticadas muchas veces con la chapa. Así, desde el alumbramiento hasta la tumba, hay un impulso natural a protestar. Ya viene en nuestro empaque.

Lo que debería evitarse es reprimirlo en vez de comprenderlo, o represarlo en diques de legislación inútil que lo consideran una mera rebeldía social. Parte de la sobriedad y salud de un pueblo se da a través de ese reconocimiento claro del llamado natural a la protesta, que no se puede conceder a nadie porque ya lo trae consigo mismo al mundo.

No se trata, entonces, de reprimir esos impulsos naturales por medio de la fuerza autoritaria, sino más bien de conocerlos y de administrarlos sabiamente, recordando siempre que allí donde no sabe el hombre gobernarse, se le viene siempre a gobernar. El impulso de protesta es tan natural como la libertad de expresión, para la cual no cabría ninguna previa restricción sin un abuso autoritario. Deben las sociedades, entonces, reconocer que es mejor descomprimir, lenta y suavemente, la fuerza incontenible de protesta que se aloja en cada uno de los asociados y que, colectivamente, puede hacerse una marea descontrolada en contra de cualquier autoridad visible. De esa forma, permitiendo y exhortando la protesta sana por medio de cualquier tipo de canal social de desahogo, no se tornará nunca violenta, sino que será un buen contrapeso en la balanza contractual en la que se miden y se dosifican los poderes.

¡Mira lo que tiene nu estro canal de YouTube!

Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Variedades Ángela Aguilar y sus escándalos

Opinión Cómo las empresas pueden navegar en un entorno sin cookies

Nación De Saint Malo sale a la venta de activos por 15 millones de dólares

Deportes Ángel Bethancourt, listo para la guerra ante Roberto Reyes

Sociedad Nueva observación en licitación de hemodiálisis de la CSS

Nación Corte Suprema: no existe impedimento de salida contra Augusto Robinson

Deportes Emily Santos dio oro a Panamá en CCCAN

Variedades Sari Holland y sus obras que nacieron durante la pandemia

Opinión El renacer de la Nación del Arcoíris

Sociedad Gianna Rueda: 'Udelas solo tiene una rectora'

La columna de doña Perla La columna de Doña Perla

Nación UTP estudia causa de hondiduras de plataforma de aeropuerto

Deportes Aníbal Godoy es baja en Panamá; Cummings es llamado a Copa América

Opinión Las concentraciones económicas

Economía Contraloría: PIB creció 1.7% en el primer trimestre 2024

Deportes Portugal remonta contra República Checa en la Eurocopa 2024

Política RM autoriza a Martinelli designar al candidato a presidente de la Asamblea

Variedades Campaña sobre embarazo adolescente en Panamá compite en ACT en Cannes

Mundo Niños no escolarizados le cuestan $10 billones a la economía global

Opinión La ruleta de la desgracia

Sociedad Acodeco: Comercios deben recibir monedas de curso legal

Variedades Don Omar tras la cirugía: ‘Hoy me levanté sin cáncer’

Deportes Mbappé se fractura la nariz y jugará con máscara en Eurocopa

Sociedad Pandillas panameñas colaborarían con Clan del Golfo en tráfico migratorio

Opinión Impacto del turismo en la sostenibilidad

Sociedad Arturo Alvarado volverá a dirigir el Sinaproc

Economía Finanzas públicas podrían empezar a mejorar en un año

Política TE rechaza apelación presentada por José Ruiloba Pineda

Economía Inflación interanual a mayo en Panamá llega a 1,3%

Sociedad Panamá, con 23 puntos sobre 50 en pensamiento creativo de PISA

Nación A pesar de críticas, es positivo que Panamá siga en el Parlacen

Deportes Aníbal Godoy es baja en Panamá; Cummings es llamado a Copa América

Suscríbete a nuestra página en Facebook