Mamá de jugador inglés, destrozada por el rechazo de su hijo en pleno Mundial

11/7/18 - 09:15 AM
La mamá de Dele Alli está orgullosa del desempeño de su hijo, sin embargo, este no quiere saber nada de ella.

Alli siente que sus padres no lo apoyaron cuando era niño.

  • Redacción/10deportivo                                            

La mamá del jugador inglés Dele Alli vive un triste momento luego de no poder estar con su hijo en la Copa del Mundo.

Denise Alli dijo en una entrevista con el Daily Mail que está inmensamente orgullosa de su hijo, pero devastada porque no puede apoyarlo desde las gradas.

La mujer, de 55 años, admitió que se puso a llorar cuando vio una foto de Dele posando felizmente con sus "padres adoptivos" tras el triunfo por 2-0 sobre Suecia, en el que anotó un gol.

"Ver esa fotografía fue molesto. Sé que los considera su familia, pero todavía soy su madre. Me duele ver fotos así".

Denise y el jugador han perdido el contacto, tienen más de dos años que no cruzan palabras.

VEA TAMBIÉN: Thibaut Courtois se acuerda de la Roja: 'Francia jugó como Panamá'

VEA TAMBIÉN: Kompany, convencido de que Bélgica tendrá más oportunidades

"Ya no me contacta, lo que me entristece y solo responde los mensajes de mi hija. No quiero nada de él. Solo quiero un abrazo de mi hijo, que ha hecho que su madre esté tan orgullosa por  jugar para Inglaterra y anotar en un Mundial", comentó.

La desafortunada mamá vio sola, en un sillón, el triunfo de los Tres Leones.

"Estaba sentada sola en la sala viendo el juego y cuando Dele anotó fue increíble y estaba gritándole a la tele 'bien hecho Dele, bien hecho'. Me encantaría haber estado allí para verlo en vivo, pero no podía permitirme ir a Rusia: sería un sueño ver a mi hijo jugar en la Copa del Mundo".

Después de su gol, Denise le mandó un mensaje de felicitación en redes a su hijo, pero él lo ignoró.

"Le publiqué un mensaje en Instagram diciendo 'buen gol Dele, bien hecho'. No sé si lo ha leído, pero la idea es que esté ahí y quiero que sepa que lo estoy animando  y estoy muy orgullosa de él".

 

 

Una publicación compartida de • Ruby Mae • (@rubymae3223) el

 

El jugador no quiere saber nada de su familia biológica. Prueba de ello es que prefiere usar su nombre en vez del apellido.

"Es muy doloroso que nos hayamos distanciado y lo difícil es que realmente no sé por qué. Un día espero que podamos encontrarnos y que  pueda darle un gran abrazo. No quiero nada de él. No quiero dinero. Soy una persona diferente a la que lo dejó ir a vivir con los Hickfords".

Ella y el papá del jugador, el millonario Kehinde Alli, solo estuvieron juntos tres años. Tras ello, el futbolista se fue a vivir a Nigeria con su papá. El deportista residió en una mansión de 10 habitaciones, asistió a una escuela privada y tenía tres sirvientas.

Después de que su padre se volvió a casar y se mudó a Houston, Texas, Dele, de 11 años,  regresó a vivir con su madre.

Denise luego dejó que su hijo, de entonces  13 años, se fuera  a vivir con una familia de acogida porque ella estaba luchando contra el alcohol, además, tenía otros tres hijos, todos de diferente padre.

La última vez que vio a su hijo fue en 2016 cuando viajó a uno de sus partidos en el norte de Londres. Mientras lo esperaba en el estacionamiento, gritó su nombre, pero el jugador la ignoró.

Su exesposo, un empresario de petróleo y gas, recibió un trato similar cuando fue a un juego de los Spurs con la esperanza de mejorar la relación con Dele.

Al parecer el jugador está dolido porque sus padres nunca estuvieron para él cuando era un niño.

ETIQUETAS: Mundial 2018