Nula estrategia en formación genera importación laboral

10/10/15 - 12:00 AM
En Panamá no existen políticas públicas en materia de formación laboral, ya que los fondos que se manejan no llegan de manera efectiva a la ...

En Panamá no existen políticas públicas en materia de formación laboral, ya que los fondos que se manejan no llegan de manera efectiva a la ...

Procedimiento para ingresar a un curso del Inadeh

El Inadeh capacita en la construcción a expandilleros, como parte del programa Barrios Seguros. Ya son 500 los jóvenes egresados, de los 5,000 que están en el proceso de formación. / Cortesía Inadeh

Curso de recamareros

Curso de belleza

  • Antonio Pérez M. ([email protected]) | @AntonioSaul27                                            

En Panamá no existen políticas públicas en materia de formación laboral, ya que los fondos que se manejan no llegan de manera efectiva a la población en edad productiva.'

Datos

500 Jóvenes del programa Barrios Seguros se han capacitado desde el 2014 a la fecha.

40% De los menores entre 15 y 17 años han dejado la escuela, y ni estudian ni trabajan.

Al combate de los Nini y los pandilleros

Son pocos los requisitos para entrar a los cursos del Inadeh, pero esto no es suficiente para evitar la proliferación de un problema social llamado los Nini.

Se trata de menores de edad entre los 15 y 17 años, quienes desertan de la escuela y por ser menores de edad ni estudian ni trabajan.

Modaldo Tuñón, director del Inadeh, presentó una propuesta para solucionar el problema, la cual busca que la cobertura se extienda a menores de edad, desde los 16 años, para que sean capacitados en actividades laborales de mayor demanda.

Sin embargo, entra en una dis- yuntiva que consiste en que mientras el Inadeh capacita a estos jóvenes, el mercado laboral no podría insertarlos por el hecho de no tener la mayoría de edad.

El informe del Foro por la Competencia indica que 2 de cada 3 personas que buscan trabajo están en edades de 15 a 29 años y solo uno de cada 19 consigue un puesto de empleo.

El 40% de los menores de 15 a 17 años desertan del sector educativo y por no tener edad para laborar entran al grupo de los “Nini”, que ni estudian ni trabajan.

René Quevedo, analista de mercado, asegura que la salida a este problema es establecer una alianza pública privada.

El programa “Barrios Seguros” es una muestra; hasta el momento se han capacitado a cerca de 500 expandilleros, quienes trabajan en proyectos del Gobierno, porque en la empresa privada es muy poca la contratación.

Enseñanza por competencias

Se trata de llevar la práctica profesional a las aulas de clases. Es una especie de simulador para mejorar el método de aprendizaje.

Curso de recamareros: Gloria es invidente; tiene tres meses de estar recibiendo el curso de recamarero de piso en el área de hotelería del Inadeh. Ella es parte de un grupo de 18 estudiantes con necesidades especiales.

Curso de belleza: Estas damas se preparan en los cursos de belleza que dicta el Inadeh; forma parte de las 32 áreas de enseñanza que ofrece la institución de manera gratuita a los ciudadanos.

A esa conclusión llegan sectores de la empresa privada cuando se analizan las estadísticas en materia de formación laboral.

Una muestra fue el reciente informe elaborado por el Foro Nacional por la Competencia, conformado por sectores de la empresa privada e instituciones del Estado, el cual destaca que el problema está en la planificación, lo que provoca que la cobertura de los programas de capacitación laboral no llegue a quienes realmente lo requieren.

Revela el informe que Panamá es el país de la región de Centroamérica, con excepción de Costa Rica, que más invierte en este renglón; sin embargo, los cursos que se ofertan solo llegan al 11% de la población.

Esto representa una cifra de capacitación muy baja, al compararse con ciudades desarrolladas como México y Singapur, donde más de un cuarto de la población se beneficia con estos cursos.

Pero el problema es mayor cuando se analiza la relación de personal calificado ante la demanda de las empresas.

René Quevedo, investigador en materia laboral, indica que 58% de las empresas en Panamá tienen dificultades para contratar mano de obra calificada.

Por esta razón, concluye el especialista, en Panamá "existe un grave déficit de mano de obra", tomando en cuenta que la demanda crece cada año, como lo hace la economía del país.

Quevedo considera que estos números no les hacen justicia a las inversiones en materia educativa debido a que en los últimos cinco años esta ha crecido significativamente.

Indicó que la inversión educativa pasó de $729 millones en el 2010 a $1,286 millones durante 2015.

Mientras, en capacitación laboral se invirtió $353 millones.

Autoridades

La formación laboral en el país es responsabilidad del Instituto Nacional para el Desarrollo Humano (Inadeh) y el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

El expresidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) Antonio Fletcher considera que se hace urgente la activación de políticas públicas en materia de formación laboral para que se puedan destinar con mayor efectividad los recursos que se dotan para esta finalidad.

La razón, comenta Fletcher, se debe a que mientras las autoridades continúan evaluando, el sector empresarial sigue demandando mano de obra calificada y, por supuesto, los jóvenes están necesitando ser capacitados para poder insertarse al mercado laboral.

Fletcher explicó que sectores como la construcción y la tecnología en la informática son las áreas que en estos momentos demandan más mano de obra.

Algunos empresarios consideran que el tema presupuestario también debe ser atendido porque, pese a que Panamá es el segundo país que más invierte en la región de Centroamérica, en el caso de Costa Rica, que ocupa el primer lugar, el monto destinado en capacitación laboral es cuatro veces mayor al de nuestro país.

Juan Planells, director del Inadeh durante la administración de Martín Torrijos, considera que es un error que en los últimos años se le esté reduciendo el presupuesto a esta entidad.

Asegura que lo único que va a generar el recorte presupuestario es que se reduzca la cobertura y, por ende, también baje la capacidad para producir mano de obra que demanda la empresa privada.

Al final, comenta Planells, es que si se siguen dando los recortes presupuestarios en materia de formación laboral, lo que va a producir es la necesidad de importar mano de obra.

Para 2016, el Inadeh sufrió un recorte presupuestario, ya que su actual director, Modaldo Tuñón, se había planteado una cifra arriba de los 50 millones de dólares, pero solo se les otorgó $45.7 millones.

A pesar de ello, en el Inadeh el panorama es más optimista; el profesor Efraín De León, director del Departamento de Orientación de esta entidad, reveló que hasta el mes de octubre se han graduado 53 mil personas, superando lo que se dio el año pasado, cuando fueron 50 mil.

Sin embargo, reconoce que se podría hacer más con un mayor presupuesto, ya que las necesidades de la institución son grandes, principalmente por el tema de las infraestructuras.

Para 2016 se tiene destinado que del presupuesto total se invierta casi $30 millones para la reparación de las infraestructuras; y el resto, para el pago de salarios y gastos de operación.

Recomendaciones

Durante el foro se recomendó al Mitradel y al Inadeh, un cambio de visión de la formación del recurso humano y para ello se debe promover la participación activa de las organizaciones del sector privado.

El estudio recomendó la construcción de un observatorio que permita elaborar una base de datos para identificar las áreas profesionales y las regiones que demanda el sector productivo.

El observatorio también busca detectar los sectores de la población más vulnerables, que requieren de la capacitación laboral.

Jóvenes en riesgo social, otros que están insertos en las pandillas y las personas discapacitadas son ese sector vulnerable que requiere de capacitación para poder insertarse al mercado laboral y poder recibir los beneficios del crecimiento económico.

En este sentido, dentro del foro se orienta que el Inadeh permita que menores de 18 años (jóvenes de 15 a 17 años), entren a los programas de capacitación.

Hay una resolución en el Consejo de Gabinete que busca que menores de 15 a 17 años puedan ingresar a los cursos del Inadeh, sin embargo, se analiza si es viable.