La economía móvil de Panamá está rezagada

12/5/18 - 12:00 AM
Identifican barreras específicas en Panamá donde las regulaciones prohíben las fusiones entre operadores. El proyecto de ley 479 permite la consolidación de empresas móviles en Panamá.

Un aumento en la penetración de la banda ancha a través de tecnología móvil tendrá un impacto directo sobre el crecimiento económico. Archivo

  • Clarissa Castillo | [email protected] | @Claricastillo28                                            

Panamá se encuentra entre los países de Centroamérica retrasados en despliegue y adopción de la banda ancha móvil, lo cual está poniendo en riesgo el desarrollo económico futuro de la región.'

106


países ya se comprometieron.

Centroamérica cuenta con solo 21% del espectro estimado necesario, según la Unión Internacional de Telecomunicaciones, para poder prestar servicios móviles en forma efectiva.

La mayoría de los Gobiernos de Centroamérica reconocen la importancia de dar acceso a banda ancha a todos sus ciudadanos, y el potencial que tiene la digitalización de las personas y las empresas para promover crecimiento económico.

Sin embargo, el reporte muestra que si bien las redes 4G están disponibles para el 35% de la población, esta tecnología solo representa cerca del 5% de todas las conexiones móviles regionales. En comparación, esta cifra es apenas un sexto de las conexiones 4G en Sudamérica.

 

VEA TAMBIÉN: Crucero de mayor capacidad transitará por Canal ampliado

Las conexiones móviles en Panamá superarán los 6 millones durante el segundo trimestre de 2018, con las conexiones de banda ancha móvil alcanzando el 51% y los smartphones el 65% de las conexiones totales.

Esto detalla en el nuevo reporte "Evaluando el impacto de la estructura de mercado sobre la innovación y la calidad - Impulsando la banda ancha móvil en Centroameérica" publicado por la GSMA, asociación global del ecosistema móvil.

El informe, desarrollado por GSMA Intelligence, examina el desarrollo de la banda ancha móvil en seis países de la región. Se trata de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá, donde se  revela cómo las estructuras de mercado afectan a la cobertura de red, la calidad y la innovación en nuevas tecnologías y servicios.