Trabajadores no logran cubrir sus necesidades, tras pérdida de poder adquisitivo

08/3/18 - 09:30 AM
El costo de la canasta básica de alimentos en los distritos de Panamá y San Miguelito está en 302.70. Sin embargo, hay productos como limpieza, aseo personal, tanque de gas, entre otros que no están contemplados.

A pesar que Panamá tiene una tasa de inflación baja, ubicándose en 0.88% hasta el mes de octubre 2017,  el panameño sufre cuando va al supermercado o al centro comercial a comprar algún producto.

La economista Maribel Gordón manifestó que actualmente la perdida en el poder de compra supera el 30%. "El salario de un trabajador no logra cubrir las necesidades fundamentales y eso se debe a la pérdida en el poder adquisitivo", indicó.

A juicio de Gordón, el nivel inflacionario en Panamá es un tanto distorcionado por la libre circulación del dólar, lo que hace que el Índice de Precio al Consumidor (IPC) tenga a veces un comportamiento que no es un reflejo real de las condiciones del costo de vida.

VEA TAMBIÉN: Inflación en Panamá acumula 1.2% en primer semestre

Según cifras del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el precio de la canasta básica en los distritos de Panamá y San Miguelito es de $302.70. Mientras que,  en los distritos del resto urbano del país se ubica en $277.05.

"Hay una subestimación del costo de los bienes sobretodo en los alimentos. Se han ido cambiando las metodologías para falsear el costo real de la canasta básica familiar y además la eliminación de productos como de limpieza y aseo personal, el precio del tanque de gas, lo que crea una realidad desvirtuada", expresó la economista.

VEA TAMBIÉN: Informe del MEF confirma aumento de la canasta básica familiar

Los factores que han influido en la pérdida del poder adquisitivo en los últimos años es la libertad de mercado, en donde la oferta y la demanda deben determinar los precios, sin embargo la estructura del mercado panameño es oligopólica, es decir un grupo reducido de empresarios imponen los precios en el mercado.

Otros de los factores que influye es la cadena de distribuicion, la cual es especulativa, donde no es el productor sino el intermediario el que genera un sobrecosto en los precios de los bienes de servicios básicos, además que los salarios no van acorde con el incremento en el precio de los productos.

A partir de enero de 2018 empezó a regir el nuevo salario mínimo en todo el país con un incremento de 6.5% para la gran empresa y de 4.5% para la pequeña empresa.

El sector empresarial afirmó que esta medida aumentará el desempleo y el cierre de negocios ya que el consumo de los panameños ha bajado y los salarios han subido.