ETIQUETAS: El Trino

Gerardo Solís: 'Si salimos del Tío Sam, no debemos entrar al Tío Chang'

09/12/17 - 06:45 PM
El exmagistrado del Tribunal Electoral brindó su opinión ante una posible investigación al presidente Varela por el caso Odebrecht, temas de actualidad nacional, reformas electorales y cómo se prepara el PRD para la contienda.
1

  •                                             

Gerardo Solís, quien estuvo como fiscal electoral y Magistrado del Tribunal Electoral durante tres contiendas electorales, considera las recientes reformas electorales como una pelea de 'burro amarrao con tigre suelto'; para él son un amarre del electorado con los poderosos de Panamá, en esta entrevista para El Trino nos cuenta las razones.'


 

¿Cómo calificaría las recientes reformas electorales?

Creo que las reformas electorales son malas, son la pretensión equivocada de los poderosos desde la autoridad del gobierno que han tratado de amordazar a la oposición; quieren hacer una pelea de 'burro amarrao con tigre suelto', quieren perjudicar a los candidatos, dañan los derechos electorales y humanos de los electores porque no les da oportunidad de conocer a sus candidatos, y los candidatos no tienen oportunidad de ejercer su derecho electoral activo.

Nadie puede creer que es posible recorrer un corregimiento extenso en 45 días si hay comunidades que tienen 120 barriadas, menos un distrito capital, de Colón, de David, no se pueden recorrer en 45 días, ahora imagínate la República. Buscan con esto que los más poderosos, a través de la publicidad, empaqueten un producto engañoso y venderlo con emoción como si fuera lo que no es.

¿Cómo se encuentra la credibilidad del Tribunal Electoral; podría darse un fraude electoral?

No sé como se puede hacer un fraude electoral porque cuando yo fui magistrado del Tribunal Electoral, la institución tenía 95% de aceptación y credibilidad ciudadana. Lamentablemente tengo que decir hoy que tengo mis dudas, no confío en dos magistrados del Tribunal Electoral, a lo mejor por la prepotencia y arrogancia de ese cargo los hace pensar que no se tienen que ganar la confianza del pueblo y ahí es donde se equivocan. En estos momentos las encuestas demuestran que muchos panameños piensan como Gerardo Solís.

¿Será necesaria una Asamblea Constituyente?

Nosotros tenemos una buena constitución de 1972, esta constitución fue castrada en el 83, y ahora tenemos la del 83. Tenemos que rescatar las conquistas sociales de la constitución del 72, devolverle el poder al pueblo a través de una reforma constitucional, pero que no surja de una constituyente en donde los constituyentes que en verdad son super legisladores van a salir elegidos con el sistema actual de elección en donde los más ricos van a poner a los constituyente. Entonces sería una constituyente a la medida del poder económico. Sí necesitamos una nueva constitución, pero tiene que ser un concierto nacional donde participe el pueblo en la elaboración de esa constitución.

¿Cuál sería su evaluación del gobierno de Juan Carlos Varela?

Creo que Varela es un fraude, es un engaño, lo digo con respeto, pero lo digo 'frentiao'. Juan Carlos Varela no estaba preparado para ser presidente de la República, su mérito es ser un empresario de cuna de oro de empresas de licor que llega al partido Panameñista a través del poder económico, forma parte de una alianza de gobierno donde ocupa un cargo sin ninguna experiencia previa y forma parte de un entramado político que le permite una asociación comercial con una empresa corrupta como lo es Odebrecht y a través de eso le permitió ganar la presidencia de la República y ha demostrado que no gobierna para el pueblo.

Lo fundamental es que para Juan Carlos Varela servir es un sacrificio y él no se quiere sacrificar , Varela quiere disfrutar de los honores, banquetes, prestigios, privilegios, de los grandes brindis con champaña y alfombra roja, del glamour del poder.

 

¿En qué fracasa el gobierno de Juan Carlos Varela?

Fracasa primero cuando surge de un entramado de corrupción de coimas con Odebrecht, ahí ya sale mal. Segundo, cuando trata de amarrar a los diputados para que no lo puedan enjuiciar es decir para que los diputados no tengan la autoridad moral para enjuiciarlo. Tercero, pudiendo haber limpiado el órgano judicial y saneado la administración de justicia, decide quedarse con una corte corrupta que no hace justicia. Cuarto, cuando nombra un contralor como Federico Humbert que le no le interesa el beneficio del pequeño, mediano y micro empresario, que no le paga la deuda interna a los empresarios y toma el dinero para pagar la deuda pública externa internacional, eso lo retrata de cuerpo entero.

Fracasa cuando nombra a Kenia Porcell en la Procuraduría General de la Administración para que haga justicia selectiva y en vez de descubrir el delito, lo que hace es encubrirlo. Fracasa cuando se olvida del pueblo que le dio el voto, cuando no utiliza la riqueza del Estado para invertirla en beneficios de los más necesitados, cuando se olvido de esa acera y calles que parecen cráteres lunares, de esos productores que los traicionó.

Los productores lo único que necesitan es que no importen productos en épocas de cosecha y Varela ha autorizado importación de arroz, cebolla, tomate, maíz, productos que se producen en Panamá y llegan cuando los productores panameños están cosechando, eso es traicionar.

Fracasa cuando utiliza la riqueza del Estado para enriquecer a sus amigos, cuando hay corrupción de la ley de contrataciones públicas y no las cambió para permitir transparencia y que cualquiera que no lo conozca a él pueda ganarse una licitación.

 

¿Será el presidente Varela investigado por el caso de la empresa Odebrecht?

Ojalá pudieramos hacer una investigación objetiva mas no tengo fe que esta asamblea controlada por Cambio Democrático y Panameñista compruebe en realidad y descubra que Varela sí está metido en actos de corrupción con Odebrecht; recibió fuera de campaña, cuando ya era vicepresidente, cuando estaba en ejercicio del cargo. Recibió $10 millones según lo que se ha dicho y eso corresponde al 10% del  proyecto de Curundú que era 100 millones para comenzar en efecto sí está involucrado. Sí vamos a saber la verdad, pero hasta el 2019.

 

 

 

¿Están asfaltadas las calles de Panamá?

Yo construí dos carreteras de asfalto de 20 kilómetros por un millón de dólares cada una. A los precios que los hace Varela, cada carretera debió costar 600 millones, es decir yo por dos millones hice lo que Varela hace hoy con mil 200 millones de dólares. Creo que se están robando la plata y creo que ese ministro de Obras Públicas no tiene ningún interés de resolver el problemas de las calles. Debe enfocarse en hacer todas las reparaciones y trabajar en caminos de penetración. Tenemos que crear condiciones para que todos nos podamos acercar.

 

¿Qué opina sobre uno de los programas insignias de Varela: 100/0?

He visto casas de quincha donde les han construido unas paredes de cemento, piso de cemento, y no tienen agua para utilizar esos sanitarios, destruyeron la letrina funcional para construirle un baño sanitario y el baño lo dejaron a medio palo. Ahora tienen que usar la letrina del vecino. Esa es la realidad que está viviendo el pueblo panameño, un gran engaño por parte del gobierno de Varela.

 

¿Cómo se podrá resolver el problema de la inseguridad que preocupa al panameño?

El panameño vive inseguro y cada día todo nos cuesta más caro. Mi propuesta es seguridad económica. El problema en Panamá es un problema de economía. No hay plata. El ministro Dulcidio de La Guardia que no ha rendido cuenta de cómo fue que pagó 7 millones de dólares a Cobranzas del Istmo después que mandó a anular ese contrato, para mí ahí hay algo raro y eso ocurrió a iniciar el gobierno, no tiene ninguna credibilidad para manejar la economía del Estado.

El problema de Panamá es un problema de plata. Este gobierno está manejado por financistas que no les importa qué cuestan las cosas sino cómo se pagan. Nuestro pan de cada día es que no tenemos plata y todo nos cuesta más caro. No es cómo lo pagamos sino que no podemos pagarlo. Este gobierno se ha preocupado en cómo se pagan las cuentas a la banca internacional en vez de planificar el crecimiento de la seguridad alimenticia panameña. La única seguridad que este gobierno ha dado es el temor que los panameños lleguen a la quincena y que los boten de su trabajo, que la comida es más cara, que no sabes si pagarás el transporte, la hipoteca de tu casa; es que tienes temor que te roben por las noches. Este es el gobierno de patas pa arriba, la gente dice que Varela es un tortugón, yo digo que Varela es un vago, no hace nada.

 

 

¿Cuáles serían los pendientes de Juan Carlos Varela? 

Irse del poder, eso es lo que está pendiente, y todos los panameños estamos esperando que a Varela se le cumpla su periodo, eso sí, tenemos que aguantárnoslo hasta que se le cumpla su periodo. Al terminar su periodo su pendiente será rendirle cuentas a la justicia.

¿Le ofrecieron un cargo de Estado en el gobierno de Juan Carlos Varela?

A mí me ofrecieron un cargo importantísimo en este gobierno y no lo acepté precisamente porque no confiaba en las intenciones del presidente Varela y demostré que tenía razón. Me lo ofrecieron el 3 de julio en la recepción de la embajada de Estados Unidos, dos días después de ponerse la banda presidencial.

Me estás llevando a una infidencia, pero sí me ofrecieron un puesto de Estado en la recepción para celebrar el día de la independencia en el 2014 y le dije que no me interesaba. Él ha reconocido mi rectitud, mi transparencia pero quería que la pusiera al servicio de él.

 

El aspirante a la presidencia por el PRD es fanático de las motos, en especial Harley Davidson. Foto: Víctor Arosemena.

 

¿Se considera usted un buen contrincante?

Eso lo va a definir el pueblo panameño. Yo me considero un varón que vive con temor de Dios y por eso tengo que hacer las cosas bien. Soy un luchador y considero soy una cara nueva, fresca en el ámbito político, yo he sido un técnico profesional como fiscal, como magistrado como director del Fondo de Emergencia Social, por ahí pasaron 25 años de servicio público con las manos limpias. Yo prefiero un hombre bueno gobernando sin leyes, que leyes buenas con gobernantes malos.

Yo tengo una trayectoria de cultura de transparencia y eficiencia, diferente al resto de los políticos, tengo los guantes puestos, no tiro la toalla, no renuncio, no me aflijo, no me aflojo, siempre estoy en la pelea del lado de los débiles, nunca de los poderosos.

Mira mi hoja de vida, cualquier político cuando ha estado en oposición quiere a Gerardo Solís, y cuando llega al poder no quiere a Gerardo Solís, porque soy un muro de contención para limitar el poder de los que abusan. Quisiera ser presidente de la República para que todos sintamos el orgullo de ver a un hombre con temor de Dios que administre lo público al servicio de los que más necesitan. Se trata de una transformación humanista donde se pueda vivir con dignidad, celebrando los dones que Dios me dio.

¿El Partido Revolucionario Democrático (PRD) se mantiene unido frente a acontecimientos que muestran lo contrario?

Sí esta unido y las bases están empujando esa unidad. Hay personas que creen que como hay candidatos hay desunión, no. Todo el PRD está trabajando en un plan de gobierno unificado 26 comisiones que se reducieron a 6 mesas de trabajo, en todos las áreas económicas están produciendo el discurso político, el plan del partido para construir el Panamá de los próximos 30 años.

El PRD tiene una visión de Panamá del año 2050 y todos caminamos en esa dirección, lo que hay es diferente candidaturas que deben conducirse con ética, sin atacarse, ni destruirse o excluirse porque quien tenga la mano limpia podrá extender la mano para atraer y un abrazo sincero para que los que no sean elegidos sean ganadores.

 

¿Quién es el líder del PRD?

Las bases del PRD son los líderes. Yo quisiera que todas las bases al momento de votar en las primarias vean a una persona que ha conducido su vida con ética y transparencia y ese liderazgo es lo que yo quiero dejar en el PRD como una tradición en la administración pública. Que los jóvenes digan ese presidente PRD es un presidente que se condujo con ética y moral y todo lo hizo para beneficiar al pueblo panameño.

 

¿Cómo es su relación con Martín Torrijos?

Yo me llevo bien con todos porque yo no tengo puñales en la espalda, ni le he clavado puñales a la espalda a nadie, yo creo que yo soy una persona dentro del partido que puedo abrazar a todos los miembros del partido. Es una bendición de Dios. Sé reconocer los méritos y las virtudes de todos. Creo que Martín Torrijos hizo un buen gobierno y es reconocido por el pueblo panameño.

 

¿Cuál es su opinión en cuanto a los acuerdos de Panamá y China?

Peligrosos. Creo que es una movida de los chinos y este gobierno no estaba preparados para cuando los chinos los llamaron para restablecer las relaciones diplomáticas. Creo que la agenda la están manejando los chinos y si salimos del Tío Sam, no debemos entrar al Tío Chang, los panameños tenemos la responsabilidad de preservar nuestra cultura. Solo miremos la balanza comercial está completamente desbalanceada. Yo propongo que para que esas relaciones prosperen, uno: cero corrupción.

Y a todos los chinitos se los advierto desde ya, no quiero enterarme de que están en actos de corrupción con el gobierno de Varela porque las van a pagar.

 

¿Es necesario construir un tren bala Panamá- Chiriquí?

Propuse eso cuando fui candidato a presidente. Pensé que era una concepción mía pero me dijeron que el presidente Belisario Porras acariciaba esa idea, así que es una idea buena, positiva para el país, pero hay que ver a qué costo. Se debe hacer con transparencia con probidad, dentro de un plan integral que pueda llevar ese tren desde Panamá hasta Alaska.

 

EDITOR: Leo Flores - PERIODISTA: Enedelkis Magallón D - FOTOGRAFÍA: Víctor Arosemena - VIDEO: Edwin González - DISEÑO: Elías Poveda