nytimesinternationalweekly

Recuerdan galletas de la suerte de un artista

Algunos han colocado las galletas en un espacio público, como el centro de transporte público Hongqiao, en Shanghai; una fuente sin agua, en Roma. Inclusive otros las instalaron en su recámara.

Victoria Burnett - Publicado:

Brianna Calello llena la canastilla de su bicicleta en NY con galletas de la fortuna cada día como parte de obra colectiva. Foto / Brianna Calello.

En una azotea de La Habana yace un montón de galletas de la suerte. Los amantes del arte llegan de uno en uno o de dos en dos, rompiendo una galleta para leer su suerte, a veces llevándose la golosina a la boca.

Versión impresa

La pila es parte de “Sin Título” (Esquina de Galletas de la Fortuna), una obra de Felix González-Torres de 1990 que ha sido instalada como obra colectiva en cientos de ubicaciones. Es la primera obra de González-Torres en ser realizada en su isla natal, de acuerdo con la Fundación Felix González-Torres.

VEA TAMBIÉN: La tauromaquia 
enfrenta retos de supervivencia

“Es como si él estuviera aquí, mirando a Cuba, al paisaje, a sus orishas”, comentó Jorge Fernández Torres, director del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, en referencia a las deidades de la Santería, la religión sincrética practicada por muchos cubanos. Él fue uno de mil personas invitadas por la Galería Andrea Rosen y la Galería David Zwirner para participar en el proyecto.

“Sin Título” (Esquina de Galletas de la Fortuna) involucró originalmente 10 mil galletas y fue parte de una serie de esculturas comestibles. Las dos galerías, que representan al patrimonio del artista, invitaron a amigos, artistas y fans de la obra de González-Torres a exhibir montones de galletas del 25 de mayo al 5 de julio.

Rosen dijo que se le ocurrió la idea en abril, cuando el mundo estaba en confinamiento, esperando generar reflexiones sobre ideas de espacio público y privado, pérdida y regeneración y el valor de la existencia.

González-Torres, quien nació en Cuba en 1957, pero se marchó de niño y se identificaba como estadounidense, pasó gran parte de su trayectoria en Nueva York. Aparentemente simple —papel apilado, un montón de dulces y una cortina de cuentas— su obra es “hecha para crear complicaciones”, apuntó Rosen.

VEA TAMBIÉN: Los jaguares se hallan de nuevo bajo asedio

El artista, quien era gay, vivió en la línea del frente de la pandemia del sida, al perder a su pareja, Ross Laycock, a causa de esa enfermedad en 1991 y él mismo morir de causas relacionadas con el sida en 1996.

Carlos Basualdo, un curador en el Museo de Arte de Filadelfia, dijo que la obra de González-Torres habla del aislamiento y el dolor de la pandemia actual, en gran medida igual que lo hizo durante la crisis del sida.

“Hay obras que, cuando las sometes a las presiones de hoy, quedan en silencio”, afirmó. “Pero no la obra de Felix. Aún está viva”.

Hasta la fecha, unas 320 personas desde ciudad del Cabo, Sudáfrica, hasta Knoxville, Tennessee, han instalado la obra, de acuerdo con la Galería Andrea Rosen, que ha publicado fotos, videos y textos de unas 70 locaciones en su sitio de internet.

Algunos han colocado las galletas en un espacio público —como el centro de transporte público Hongqiao, en Shanghai; una fuente sin agua, en Roma— mientras que otros las instalaron en su recámara.

VEA TAMBIÉN: Programas de vacunación son trastocados por la pandemia

Brianna Calello, encargada de registros en la Galería Andrea Rosen, en Nueva York, llena la canastilla de su bicicleta con las galletas todos los días.

Un chef de La Habana, Carlos Alonso Acosta, cuyo restaurante de comida cubano-asiática Jama ha sido cerrado, elaboró 500 galletas. Fernández escribió los papelitos de la suerte, usando citas de González-Torres, intelectuales cubanos y proverbios comunes.

Humberto Díaz, un artista de La Habana quien visitó la instalación en la azotea, dijo que el entorno le infundía un nuevo poder. “Tienes esta experiencia íntima de leer tu propia suerte con la ciudad extendiéndose ante ti”, señaló.

Para Fernández, la modestia de la instalación, lo extraño de montarla durante una pandemia e incluso el esfuerzo de buscar galletas, parecía idóneo.

“Es como una conversación íntima”, aseveró.

Etiquetas
Más Noticias

Deportes Messi resuelve el lío y Argentina sigue con vida

Economía Auge y caída de Justo & Bueno: ¿Por qué pasó del éxito a la quiebra?

Aldea global ¿Qué consensos se lograron en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas?

Variedades Ingrid De Ycaza: 'Al parecer mientras fui útil, no era mala'

Deportes Duke peina la victoria australiana

Deportes 'Tata' Martino: 'En cinco minutos Messi te hace daño'

Deportes Francia, primera clasificada para octavos con doblete de Mbappé

Provincias Productores santeños promueven nuevas variedades de camote

Economía Unos $30 millones adeuda el gobierno al Fondo Solidario de Vivienda

Deportes Lewandowski y Szczesny bajan de la nube a una notable Arabia

Variedades Sheldry Sáez: Se acerca la fecha de la boda civil de la exmiss

Deportes Lewandowski y Szczesny bajan de la nube a una notable Arabia

Política PRD realizará sus primarias el domingo 11 de junio de 2023

Provincias Sicario le propina varios disparos a un hombre en la comunidad de Margarita, Colón

Sociedad Finalizan trabajos de mantenimiento en la potabilizadora de Chilibre

Provincias Detención preventiva para el hombre capturado en Renacimiento por abuso sexual y femicidio contra una joven

Variedades Ingrid De Ycaza: 'Al parecer mientras fui útil, no era mala'

Suscríbete a nuestra página en Facebook