Cumberbatch recibe información para gestionar teleférico en San Miguelito

02/3/18 - 06:15 AM
La Alcaldía de San Miguelito ha informado que se encuentra enfocada en darle soluciones permanentes a problemas que enfrentar los moradores del distrito, y el transporte es uno de ellos.

"Le daría otra cara al distrito que lucha por desarrollarse", aseguró el alcalde.

El alcalde de San Miguelito, Gerald Cumberbatch, viajó a la ciudad de La Paz, en Bolivia, para recibir información de la empresa estatal "Mi Teleférico", sobre la implementación y funcionamiento de los teleféricos urbanos.
 
Se trata de una moderna alternativa de transporte que sería adaptada en el distrito altamente poblado que pretende implementar la actual administración alcaldicia, y que sostuvo un encuentro con la empresa estatal Mi Teleférico.
 
VEA TAMBIÉN: Trabajos en el Metro complican el tráfico
 
“Hemos recibido información valiosa por parte de la empresa sobre la implementación y funcionamiento de esta alternativa de teleféricos, cómo se gestiona, su capacidad, eficiencia, en fin, una serie de detalles que nos dan luces sobre lo que tendremos que hacer para llevar este medio de transporte a nuestro pueblo en San Miguelito que requiere, debido a su geografía, un transporte digno y que resuelva en parte el problema de transporte”, sostuvo el alcalde Cumberbatch.
 
La Alcaldía de San Miguelito ha informado que se encuentra enfocada en darle soluciones permanentes a problemas que por años han tenido que enfrentar los moradores del distrito, y el transporte es uno de ellos. 
 
“Una alternativa de transporte como el teleférico, no solo es un sistema moderno que ayudaría en la movilización de personas, sino que le daría otra cara al distrito que lucha por desarrollarse, y al mismo tiempo complementaría el exitoso Metro de Panamá que también ha beneficiado grandemente a nuestros ciudadanos”, dijo el alcalde.
 
El gerente ejecutivo de "Mi Teleférico" de Bolivia, César Dockweiler, indicó que la visita de la delegación panameña se registra en el marco de la política de "hermandad de pueblos", que impulsa el Estado boliviano.