La pobreza en Panamá ¿La estamos disfrazando o es real?

05/3/18 - 12:00 AM
Datos alarmantes de pobreza de más del 90% en las comarcas como Ngäbe-Buglé, Guna Yala y del 70% en la Emberá Wounaan, entre otras, son los que hoy en día nos dicen que algo no anda bien en nuestro país. Pero ¿qué estamos pensando en la actualidad? ¿A dónde queremos llegar?

  • Richard Díaz | [email protected] |                                             

El fenómeno de múltiples dimensiones que ataca al crecimiento de un país, su desarrollo empresarial, ambiental, educativo y social son indicadores que sostienen a una nación, la transforman y generan una estabilidad que hoy en día Panamá necesita.

Indicadores como el índice de pobreza multidimensional (IPM) presentado en el año 2017 y coordinado por entidades como el Mides, MEF y el Inec agruparon una gran cantidad cuantificable de información que determinaron como resultados las cifras aproximadas de pobreza en el país, un indicador alarmante para nuestro Gobierno durante el transcurso del 2018, pero aún más importante para el pueblo panameño.

Transformando su mentalidad para empezar a generar un cambio. Muchas veces creemos que el Gobierno es el único culpable de esta situación, pero debemos darnos cuenta de que también depende de cada uno de nosotros, nuestro criterio como seres humanos, como una nación, se convertirá en el gatillo que proporcionará el cambio en nuestras vidas, en nuestros estudios, en nuestras oportunidades.

Empezar a ser conscientes de nuestras actitudes como seres humanos y a concienciar a las próximas generaciones a identificar los criterios más significativos para su desarrollo como seres humanos, aumentar su nivel educativo y la exigencia de su formación y no ser partidarios de la mediocridad, contribuir socialmente con las comunidades que más se encuentran en riesgo por parte de las medianas y grandes empresas, generando una responsabilidad social empresarial verdadera y no únicamente por publicidad.

Datos alarmantes de pobreza de más del 90% en las comarcas como Ngäbe-Buglé, Guna Yala y del 70% en la Emberá Wounaan, entre otras, son los que hoy en día nos dicen que algo no anda bien en nuestro país. Pero ¿qué estamos pensando en la actualidad? ¿A dónde queremos llegar?

Indicadores que permiten darnos cuenta como ciudadanos de que podemos contribuir con el crecimiento de nuestro país, de nuestra nación; que el dinero es únicamente una herramienta que permitirá lograr un cambio y debemos de utilizarlo con responsabilidad para generar oportunidades, contribuir con nuestro entorno, que será retribuido a todos nosotros para enriquecer nuestro entorno empresarial y social.

Ser partidarios del cambio enriquecedor para nuestra nación, erradicar la pobreza y lograr contribuir con las comunidades que lo necesitan no generará algo negativo, sino todo lo contrario, podrá convertirnos en mejores seres humanos generando un cambio positivo en nosotros y un Panamá unido.