Diario español relata la cirugía exitosa de la panameña Andrea Quijada

12/7/18 - 11:00 AM
El caso de la niña panameña, que se dio a conocer gracias al reportero Luis Casis, traspasó fronteras. La pequeña fue operada con éxito en España y el lunes regresará a Panamá.

  • Redacción @PanamáAmérica                                            

Su caso conmovió a Luis Casis, reportero de Telemetro Reporta, quien además utiliza su posición de figura pública para ayudar a los niños panameños con alguna condición que requieran de ayuda. Pero la pequeña Andrea también se robó el corazón de miles de panameños que conocieron su historia e incluso su caso traspasó fronteras.

Luego de una gran recolecta en distintos puntos del país, liderada por Casis, la Fundación española Olloqui por la Infancia conoció su caso y decidió ayudar a esta niña panameña de tan solo 14 años, quien tenía un tumor inmenso que invadía su espalda y su abdomen, por lo que las instituciones de salud panameña la habían dado por desahuciada, solo le aplicaban quimioterapias.

Es por esto que Andrea viajó a España para ser operada por el médico Juan Carlos López Gutiérrez, jefe de sección de Cirugía Plástica Infantil de La Paz.

"Lo primero que piensas al verlo es cómo es posible. Era un tumor desmoide [del tejido fibroso], muy agresivo, con mucha fuerza replicativa. Tocaba el riñón, la aorta, desplazaba todas las vísceras abdominales... Es un tumor benigno que, dependiendo de dónde esté localizado, puede llegar a ser mortal. En su caso, si hubiera estado 40 centímetros más arriba, estaría muerta... La niña no podía vivir con nadie al lado por el olor que desprendía. El pedazo de carne estaba podrido, infectado y necrótico. Ya no se trataba sólo de salvar una vida, sino de darle calidad de vida a una niña, de devolverle las relaciones sociales a una persona que era tratada como una apestada", dijo el galeno en una entrevista brindada al diario español El Mundo.

VEA TAMBIÉN: Estrena musical 'Grease'

Alba R. Santos, directora de la Fundación Olloqui, también conversó con El Mundo.

"La conocí en un viaje a Panamá donde hacemos seguimiento de algunos niños trasplantados en España. Vivía en una casa muy humilde. Entre el calor del espacio en el que estaba y la herida, era una situación insoportable. Yo nunca había visto un tumor de aquel tamaño, tan descompuesto, y que mermara tanto la calidad de vida de una niña y su relación con los demás, debido al mal olor... La niña estaba en una situación de abandono importante. O aquella tumoración se infectaba o crecía y crecía hacia los órganos vitales y fallecía aplastada", dijo.

Andrea Quijada, relató su historia. "Me levantaba tarde y sin hambre [el tumor tenía aplastado el estómago]. El olor era muy muy horrible, fuerte, tan fuerte que se quedaba impregnado en mi ropa. Mi abuela me contó que una vez ella sintió el olor a su espalda y que se giró porque pensaba que me había levantado y yo estaba detrás. Pero no: es que el olor era tan fuerte que le llegaba desde la otra punta de la casa... A veces el dolor me tiraba al piso, no podía dormir boca arriba, a veces no dormía del dolor. No era tanto miedo lo que tenía, sino preocupación. ¿Qué iba a hacer mi familia si me quedaba así?".

Su cirugía resultó ser un éxito y el lunes la pequeña Andrea regresará a Panamá.

Su ingreso hospitalario en La Paz, cuenta el medio internacional,  ha estado bajo control multidisciplinar de los equipos de Cirugía Reconstructiva, Urología, Cirugía Ortopédica, Rehabilitación, Nutrición, Endocrinología y Oncología. Tal era la avería. Antes de que acabe el año, deberá volver a operarse para enderezar la columna.