Prevén despidos y ajustes en el turismo y educación por alza en la tarifa eléctrica

12/7/18 - 12:00 AM
Los centros de enseñanza privados piden al Gobierno Nacional establecer una tarifa especial de electricidad, como ayuda a la situación actual.

  • Yessika Valdés | [email protected] | @kasseyv                                            

El aumento a la tarifa eléctrica para el segundo semestre del presente año golpeará a otros sectores importantes del país, como la educación privada y el turismo, lo que provocará una reducción de personal y posibles ajustes en un futuro.'

Antecedentes

62.5% de los centros de enseñanza del nivel medio reportaron un ajuste para este año en la matrícula.

85.7% de las escuelas aumentaron su anualidad para el año lectivo vigente.

Kathia Echeverría, vicepresidenta de la Unión Nacional de Centros Educativos Particulares (Uncep), dijo que este tipo de situaciones tienen que ser consultadas con todos los sectores y no descarta un ajuste en los costos para el año 2020.

Un número significativo de planteles ya anunció aumentos para el 2019 por el aumento salarial a los docentes, pero en el 2020 este incremento tarifario podría causar nuevos estragos.

VEA TAMBIÉN: Canciller Saint Malo llama 'manipulados' a críticos del incremento de la tarifa eléctrica

"Las escuelas en su mayoría ya coordinaron sus ajustes de costos para el próximo año, por lo que ya no podrán hacer otro incremento, porque la ley nos obliga a notificar a los padres de la medida seis meses antes de la matrícula", señaló.

Este año, unos 198 centros de enseñanza privada en los niveles de preescolar, primaria, premedia y media reportaron ajustes entre un 15% y 40% en matrícula y anualidad, con respecto al 2017 para pagar el aumento a los docentes.

En los últimos años, los centros particulares han solicitado incentivos al Gobierno Nacional ante los aumentos de salario a los educadores y otros servicios públicos.

VEA TAMBIÉN: Varela engañó al pueblo al prometer una baja en la tarifa eléctrica

Echevería señaló que en administraciones pasadas se planteó la idea de establecer una tarifa eléctrica especial para los centros particulares, sin embargo no se llegó a concretar nada.

"Este es el momento de retomar el tema y considerarlo como una alternativa al sector particular y no afectar aún más el bolsillo de los padres de familia", señaló.

Otra de las alternativas para incentivar al sector fue la aprobación de la Ley de Deducción de Gastos Escolares, la cual debe ser reglamentada para conocer los beneficios que obtendrán los padres de familia.

"Insistimos en que es importante que se haga la reglamentación de esta ley lo más rápido posible, la cual podría ayudar a los padres de familia", agregó.

Indicó que para poder resistir esta nueva medida tendrán que aplicar planes de ahorro como optimizar el uso de los aires acondicionados, los laboratorios y todo lo que tenga que ver con el uso energético.

Javier Lombardo, de la Unión Nacional de Asociaciones de Padres de Familia y Acudientes de Centros Educativos Particulares, señaló que ellos no se oponen a los planes de ahorro energético por parte de los centros educativos, siempre y cuando el incremento en la tarifa no sea traspasado a ellos.

"El padre de familia no resiste ni un aumento más, ¿cuántos ajustes a la tarifa eléctrica tenemos que pagar? Primero en la casa, luego cuando vamos al supermercado, o adquirir algún otro servicio y ahora ellos piensan aplicarlo para el 2020, es irresponsable", expresó.

Considera que el Gobierno fue muy irresponsable al anunciar un aumento sin consultar con todos los sectores del país.

Reducción de personal

Por otro lado, en este momento de crisis, para el sector hotelero el alza de la tarifa eléctrica es una decisión desacertada.

El presidente de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), Armando Rodríguez, y el presidente de la Cámara de Turismo (Camtur), Antonio Alfaro, aseguran que los dueños de los hoteles no piensan aumentar las tarifas, debido a que hay demasiada oferta y podrían perder competitividad, pero sí están analizando reducir la fuerza laboral, por el impacto que dejará la medida.

La desocupación hotelera en Panamá oscila alrededor del 50%, lo que ha generado despidos.