opinion

Cambios (Pt. 1)

La política y la economía, como ya había dicho, son dos fuerzas que trabajan juntas. Dos gemelas que pueden leerse la mente, dos amantes con ganas de verse. La reclusión de una de ellas por parte de esta panda de indecentes hace que la otra no pueda funcionar de manera correcta.

Alonso Correa - Publicado:

La historia es la grabación de las alteraciones del orden. La historia humana es eso, meras perturbaciones, modificaciones del orden que se tenía antes. Puede ser la conquista o la caída de un imperio. Una crisis financiera o una pandemia. Cualquier cambio en la armonía de los distintos factores que confluyen dentro de una sociedad es historia. Tan raros son los minutos de tranquilidad que se les llama con nombre propio, Pax Romana por ejemplo. Se podría decir que entonces la historia es una gran cosecha de cambios.

Versión impresa

En la historia reciente hemos tenido pocos cambios, vivimos una época de paz muy fuerte. Las guerras nos parecen ahora lejanas y extrañas, algo solo sucede en regiones distantes. Entonces, si ya los conflictos armados no son parte de nuestra historia, ¿qué sí lo es? La política y la economía, y no debemos olvidar que desde hace apenas un año y pocos meses también nos acompaña la enfermedad, pero fijémonos primero en las dos antes mencionadas. Esta dupla que trabaja al unísono ha sido el caldo de cultivo para las variaciones de la última década. Su trabajo se ha forjado desde atrás, desde las juventudes apasionadas, desde sus ideas, desde sus exigencias. Ahora la historia se escribe en binario. En un complejo, y al mismo tiempo simple, alfabeto de unos y ceros.

Las noticias cambian en segundos, los discursos cambian en minutos, la historia cambia y no cuaja. Los miles de fatuos cronistas desconocen la manera correcta de manejar el peligroso arte de conservar la historia. Sus deseos son los de dejar un pasado vacío y así pudiendo moldear el futuro a su imagen y semejanza. Megalómanos narcisistas. Meapilas.

Sus acciones ya han escrito centenas de páginas de modificaciones al status quo, pero no previeron la reacción. Han olvidado la tan famosa tercera ley de Newton. También desatendieron la realidad de la civilización, demasiado fluida como para ser comprimida en simples unos y ceros y demasiado extensa como para ser controlada por una manada de zopencos sin el más mínimo resquicio de autocrítica.

Ahora la política no es más una ramera que utilizan para satisfacer sus necesidades. Una especie de masaje con final feliz. No hacen más que buscar en ella escasos segundos más de placer. Y ella, sin la más mínima vergüenza, se agacha frente a ellos y les permite hacer lo que deseen. Los empujones, rasguños, escupitajos e insultos no son más que parte de su trabajo ya asumido. Y una vez terminada su labor, regresa sumisa a la triste esquina que le han asignado. Famélica y abusada espera con ansias el piropo que le lancen sus captores, como una misa, espera esa palabra para sentirse salvada.

La política y la economía, como ya había dicho, son dos fuerzas que trabajan juntas. Dos gemelas que pueden leerse la mente, dos amantes con ganas de verse. La reclusión de una de ellas por parte de esta panda de indecentes hace que la otra no pueda funcionar de manera correcta. Cada hora de secuestro es un párrafo de cambio más, líneas de historia plasmadas en los anales del tiempo. Los protagonistas, con la arrogancia de un conquistador, creen que serán los últimos líderes de la historia. Un reducido grupo de lloricas y malcriados serán los que, por fin, traigan la paz al mundo.

Pero existe un pequeño, pero muy poderoso vicio, que tienen las Moiras y es el de cambiar la línea de tránsito de la historia a latitudes radicales y opuestas. Ya esos cambios se dejan ver en el horizonte, aún faltando un largo camino, se puede divisar una transformación del paradigma actual. Nuevas páginas de historia.

Ganador del premio del Fórum de Periodistas.

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Deportes Fernando Santos, técnico de Portugal niega, tener problema con Ronaldo

Variedades Navidad: Más allá del dulce de frutas

Opinión Los retos del Canal

Judicial Inseguridad sigue galopante en Panamá

Deportes Academia Serpente se lleva el Panamá Jiu-Jitsu Open.

Sociedad Vacuna bivalente contra covid-19: ¿qué debes saber?

Opinión Periodismo IV

Variedades ¿Las deposiciones del bebé evidencian una buena salud?

Nación Habitantes de calle, realidad que se agrava en Panamá

Deportes Deporte para cambiar vidas

Deportes Luis Enrique desconoce su futuro y elogia a Bono

Aldea global EE.UU. dona tecnología para combatir tala: ¿Cómo funciona?

Variedades Día de la Madre: Por qué se celebra el 8 de diciembre?

Economía Compra de Capital Bank por Mercantil entra en proceso de integración

Deportes Pelé se recupera, según los médicos

Mundo Indonesia castigará el sexo fuera del matrimonio

Deportes Portugal golea a Suiza y apunta a Marruecos en cuartos de final

Sociedad ¿Qué buscaron más los panameños en Google durante 2022?

La columna de doña Perla La columna de Doña Perla

Mundo Mujer presuntamente se quita la vida en área comarcal

Deportes Portugal aplasta a Suiza con Cristiano Ronaldo en la banca

Variedades Japanese tendrá una gira internacional en 2023

Variedades Alto consumo de alcohol, un enemigo del corazón

Deportes ¡Fuera! Marruecos elimina a España en los penaltis

Deportes Punto Penal España decepciona y Portugal, grande

Deportes ¡Fuera! Marruecos elimina a España en los penaltis

Judicial Robo en joyería Koach: Policía busca a cinco hombres

Provincias Hombre ataca a mordidas y golpes a mujer en Burunga

Judicial Marichely Ruiz enfrentará audiencia por asesinato de Yaris Jiménez

Mundo Condenan a Cristina Fernández a 6 años de prisión

Sociedad Explosión en PH Urbana: Investigación está ligada con una estufa

Variedades Alto consumo de alcohol, un enemigo del corazón

Suscríbete a nuestra página en Facebook