opinion

La condena de existir

Porque la libertad no es un baluarte en el que refugiarse, sino una cárcel, una prisión de cristal. Una burbuja que nos secuestra y nos enfrenta.

Alonso Correa | opinion@epasa.com | - Actualizado:

La condena de existir

La libertad parece gustosa y apetecible. Como fruta fresca al alcance de la mano, la libertad se refleja en la sonrisa de los que la viven y resuena en los sueños de los que aún no la disfrutan. La libertad, esa virtud por la que se mata y se muere, el corazón de los imperios contemporáneos, aquello de lo que se vanaglorian los gobiernos y por lo que se quejan los que no entienden su esencia.

Versión impresa

La libertad se ha repetido hasta la saciedad, perdiendo su significado por un sinónimo tergiversado. La libertad se ha transformado en libertinaje y el libertinaje en ley. Perdimos el Norte y nos adentramos en la oscura boca del sinsentido, porque si no conocemos los ropajes con los que se viste Marianne, no podríamos encontrarla aunque la tuviéramos enfrente.

Porque la libertad no es un baluarte en el que refugiarse, sino una cárcel, una prisión de cristal. Una burbuja que nos secuestra y nos enfrenta al adormecimiento del conformismo. El libertinaje mal aplicado nos entumece, nos transporta a un sueño debajo de un árbol de Brugmansia. Somos los que creemos ser, pero no recordamos la necesidad de hacernos cargo del peso de ser lo que somos. Ahí es en donde se pierde el significado. La existencia precede a la esencia, pero, ¿qué significa eso? Existimos en esta vida, sin rumbo y sin sentido, manejando las realidades con nuestra propia presencia. La libertad se enfrenta a la vida.

¿Qué es la libertad? Una condena, un castigo. La capacidad de poder escoger cualquier rumbo, cualquier camino, no es un claro en el bosque, es una tormenta en el horizonte. Porque la libertad pide un pago, requiere de una retribución. La libertad se nos presenta como un navío dispuesto a zarpar, una ruta verde y fresca que se transforma en un duro camino de piedra. Las decisiones que tomamos revuelven el camino que se presenta frente a nosotros.

Somos los que decidimos ser, estamos encadenados a tener que hacernos cargo de todas y cada una de las opciones que tomamos de la mesa.

La libertad nos ciega, nos atrapa y nos miente. Nos hace creer que tenemos las riendas del potro salvaje de la vida, pero no somos nada más que adictos persiguiendo la sombra de aquello que creemos querer. Nuestra vida, eso por lo que nos defendemos, comencemos, dormimos y bebemos, es un conglomerado de opciones que nos arrebata el sentido. La falta de una ruta clara, la carencia de alguien que nos guíe, la inexistencia de un objetivo primordial hace que nos perdamos entre las ramas de un sinfín de incoherencias.

La responsabilidad, la obligación de hacernos caso de todo aquello que decidimos, es el único faro que nos queda en este oscuro mar por el que navegamos sin vigía. ¡Qué distinta se ve la huerta cuando el jardinero entiende sus deberes!

Porque vivir sin peso, sin cadenas es mucho más cómodo, como es obvio, pero no tiene sentido no dejar marcada la huella de tu presencia en el suelo. La libertad no se entiende sin la responsabilidad, es aquello que contextualiza, le da un sentido, una dirección a una carreta que rueda sin control. Una vez se interioriza la incapacidad de vivir, de sentir, de existir en esta dimensión sin la virtud de hacerse cargo de los desperfectos, errores, victorias y aciertos que nuestras acciones hacen caer sobre nosotros.

Esa es la llave de la luz, del entendimiento, el comprender que no somos espíritus que deambulan por el Edén sin trayecto, sino que somos seres, de carne y hueso, con consciencia y albedrío, que deben darle dirección a su rumbo.

¡Mira lo que tiene nuestro canal de YouTube!

Etiquetas
Por si no lo viste
Regístrate para recibir contenido exclusivo
Más Noticias

Rumbos Descubriendo la Tradición del Corpus Christi en Azuero

Opinión Importancia de un gran embajador en Francia 2024-2029

Deportes Jonathan Miniel, Ángel Bethancourt y Valdespino, arriesgan sus invictos en junio

Nación Araúz, el funcionario con más escándalos y denuncias del Gobierno

Opinión Los efectos del ojo por ojo

Aldea global Bromelias, aliadas contra el cambio climático

Sociedad Pueblos indígenas representados en el nuevo Museo de Historia

Deportes Rey Dimas gana oro y plata en la Copa del Mundo de Tailandia 

Nación Metro de Panamá lucha contra la informalidad

Mundo Latinoamérica tardará 4 años en recuperarse de la crisis educativa

Opinión Bancas y huellas biométricas: Retrato de una ilegalidad

Deportes Mariano Bedoya y Beatriz Pacanins, se imponen en equitación

Variedades Ernesto Cedeño: Su lado relajado y poco conocido

Opinión La satisfacción de los clientes

Tecnología ¿Sabes cuántos dispositivos están conectados a tu red WiFi?

Provincias Embajadora de la República Popular China visita la UNACHI

Deportes Élite de Frontenis en Copa Mercurio con miras al Panama Open

Aldea global Halconera de Chame, una oportunidad para las aves rapaces

Variedades 'Asoka Makeup', el 'trend' inspirado en una cinta de Bollywood

Sociedad Plan Maestro del Idaan contempla una inversión de $2,890 millones: ¿Qué incluye?

Deportes Panamá Sub-17, lista para debutar en torneo Uncaf

Sociedad Donar leche materna, un gran gesto que da vida

Variedades Reyes de España conmemoran aniversario de boda con fotografías

Provincias Abogados del alcalde Alex Lee califican de ilegal detención

Economía CCIAP confía en que Panamá retomará el camino del crecimiento

Variedades 'Tokidoki Fest': Homenaje a Akira Toriyama en Panamá

Nación Cuarto puente sobre el Canal, prioridad del MOP

Sociedad Emiten aviso de prevención por lluvias y tormentas significativas

Nación Ábrego: Tema de la migración irregular es una prioridad

Provincias Violenta noche de sábado en Colón

Variedades Dev Patel debuta como director con 'Monkey Man'

Nación José Raúl Mulino: Este equipo viene a servirle a Panamá, no al presidente de la República

Suscríbete a nuestra página en Facebook